Tipos de Tantra, ¿cuántos hay?

Tipos de Tantra, ¿cuántos hay?

¿Cuántos tipos de Tantra existen y cuáles son sus diferencias? ¿Cuál es el más recomendable para ti? Si no tienes muy claro qué tipo de Tantra deberías practicar sigue leyendo y descubre la diferencia entre Tantra blanco, rojo, negro, rosa, gris y otros…

Los tres tipos de Tantra

En mi opinión, Tantra solo hay uno y es aquel que persigue la iluminación de la persona, la llegada a la no dualidad. Para ello puede hacerse de diversas formas, y es ahí quizá donde reside la diferencia entre el Tantra Blanco y el Tantra Rojo.

El Tantra Blanco se asocia con el camino o sendero de la mano derecha, es el más conservador y niega las relaciones sexuales para llegar a la iluminación. En cambio, el sendero de la mano izquierda permite el acceso a la sexualidad para que Shakti llegue a Shiva, pero en occidente ha ido un paso más allá y en ocasiones creemos que Tantra es sinónimo de sexo. Cuando solo realizamos Tantra mediante posturas sexuales, es considerado Tantra Rojo.

¿Y el tercero? Lo veremos más adelante.

Tantra Blanco

El Tantra Blanco tiene el objetivo de purificarnos, de hacernos conectar mediante posturas y técnicas individuales o en ocasiones grupales. Rara vez se necesita el contacto con el otro y la mayoría de técnicas se centran en el control de la respiración o pranayama.

La mayoría de posturas del Tantra Blanco son sencillas, especialmente si eres principiante. Para este tipo de Tantra solo necesitarás una esterilla y un lugar tranquilo. Quizá puedes acompañarlo de velas, incienso y música.

La práctica del Tantra Blanco hará que poco a poco puedas limpiar tu inconsciente de miedos, fobias y prejuicios. Eliminará bloqueos autoimpuestos o socialmente impuestos.  También notarás como te liberas de un gran peso y puedes poco a poco empezar a ser tú misma.

El Tantra Blanco es también denominado Tantra espiritual ya que busca una conexión con nuestro interior. Aquí tengo que decir que para mí, todo Tantra es espiritual y busca conexión con nuestro interior, si no es así, no lo considero Tantra.

Tantra Rojo

Tantra Rojo o Tantra Sexual es lo que a menudo entendemos en occidente por Tantra. Parte de la idea de que mediante la unión con otro ser será más sencillo alcanzar este clímax tan especial que en ocasiones puede hacernos llegar a comprender o a permanecer en la no-dualidad.

Para mí el Tantra Rojo es mucho más que una reunión de técnicas y posturas amatorias, en él es fundamental la conexión con el otro, la mirada tántrica, y por supuesto, un control de la respiración para poder usarla a tu favor.

El Tantra Rojo busca la liberación de la energía sexual o Kundalini, que es aquella que se encuentra en el chakra raíz. A los iniciados les cuentan que esta es Shakti, la Gran Diosa, que busca a su amado Shiva y ha de ir ascendiendo por los Chakras, hasta encontrarse con él.

Él, Shiva, está dormido y gracias al baile de su amada despertará, harán el amor y alcanzarán la unidad. Entonces desaparece la polaridad, se unen los polos opuestos y llega la unidad.

Esta forma de despertar los sentidos, los chakras y avivar la conexión entre amantes, hará que las sensaciones sexuales sean más intensas y comiencen a adquirir un barniz más allá de lo emocional, serán espirituales.

¿Y el tercer tipo de Tantra?

Es Tantra en cuanto a las técnicas y prácticas, pero no en cuanto a su objetivo, por lo tanto, no es completamente Tantra.

El Tantra Negro

Yo tenía entendido que Tantra Negro es aquel que utiliza la sombra, es decir, que saca lo peor de ti para poder trascenderlo, sin embargo buscando en internet para escribir sobre ello he encontrado que ell Tantra Negro no persigue la conciencia plena, no quiere acercarse a la no dualidad, simplemente utiliza las técnicas del Tantra para conseguir beneficios terrenales y personales.

Por ejemplo, ascender laboralmente, conseguir una figura más atlética o delgada, lograr mejores orgasmos, reavivar las relaciones matrimoniales, mejorar la memoria, aumentar las capacidades cognitivas…

Si el objetivo no es la purificación del Ser, la limpieza del inconsciente o la conexión espiritual con el otro, es Tantra Negro y con él no se llega a la iluminación. Con lo cual para mí, si esto es cierto, no es Tantra.

El Tantra Negro es con razón criticado por algunos expertos y maestros del Tantra por no buscar la conciencia plena o la conexión con lo primigenio.

Pero hay quien va más allá y afirma que el Tantra Negro es para absorber la energía del otro, o bien, para hacer el mal o buscar el bien para ti mismo a expensas de los otros. Lo cierto es que podría ser utilizado de este modo, aunque la definición solo lo describe como el tipo de Tantra que se vale de las mismas técnicas para fines no elevados.

Parece que hay nuevos tipos de Tantra…
Cómo elegir a tu instructor de Tantra

Con el auge del Tantra en occidente, hay quienes señalan que hay más tipos de Tantra. Aunque esto realmente ya ocurrió hace siglos con las diferentes escuelas de Tantra que se dieron en Cachemira, la India. Al final quedaron unificadas y solo existía un tipo de Tantra.

Pero ahora con la globalización y la especialización podemos volver a hablar de tipos de Tantra. Y además del Tantra Blanco, Negro y Rojo, estos son otros que deberías conocer:

Tantra Gris

Nadie tiene muy claro qué es el Tantra Gris y jamás oirás  a un maestro de Tantra hablar de él. Podría ser probablemente una fusión entre el Tantra Blanco y el Tantra Negro.

Por ejemplo, aquel individuo que comienza realizando Tantra Negro con el simple objetivo de mejorar laboralmente y finalmente, comienza a despertar espiritualmente sin prestar demasiada atención. Es decir, que sus beneficios empiezan a trasladarse a otra esfera.

Tantra Rosa

Al Tantra Rosa se le llama también Tantra del corazón. Este parece una mezcla entre el Tantra Rojo y el Tantra Blanco. Se asocia al erotismo, a las emociones de pareja y a las emociones personales. Su práctica estaría relacionada con mejorar nuestra relación intrapersonal e interpersonal, es decir, con los otros.

El Tantra Rosa puede ir enfocado a la relación con nuestros padres, madres, amigos, hijos y parejas, aunque en este último caso no será sexual.

¡Bien! Ya conoces las diferentes clases de Tantra que existen y seguro que has decidido cuál es la mejor para ti.

Mi humilde opinión…

Las personas que me conocen saben que no soy partidario de etiquetas y mucho menos de extremismos, por eso en mis cursos no enseño un tipo de Tantra concreto. Lo que transmito es mi propia experiencia con el Tantra sin importar el color, lo que a mí me ha funcionado para crecer personal y espiritualmente.

Tantra y Chakras: cuál es su relación

Tantra y Chakras: cuál es su relación

El Tantra es una doctrina totalmente relacionada con el cuerpo y los chakras son centros de energía que tenemos a lo largo de nuestro cuerpo en un eje vertical. Por tanto, Tantra y Chakras están muy unidos. A continuación, vas a comprender lo importante que es conocer los chakras para llegar a ser un buen aprendiz o un buen maestro de Tantra.

Conceptos básicos de Tantra y Chakras

A continuación, algunos conceptos básicos de Tantra y Chakras para que veas su unión necesaria

El Tantra y el cuerpo

El Tantra es una filosofía, modo de vida, doctrina… que significa red o nido y busca, al igual que otras vías espirituales, la consciencia plena. Pero el Tantra, a diferencia de la mayoría de doctrinas y religiones, no aparta el cuerpo del proceso de la iluminación, sino que se vale de él como una herramienta o incluso algo más.

Por otro lado, hay doctrinas que aunque no buscan suprimir el cuerpo y no lo consideran una jaula del alma, sí un simple envoltorio.

El Tantra supera estas dos ideas de cuerpo como jaula y como envoltorio, y lo considera como una manifestación de lo sagrado y como tal, debe conocérsele, se le debe tener adoración y es una vía para llegar a la no dualidad.

Aquí entran los chakras que en todas las religiones y filosofías orientales son reconocidos y tenidos en cuenta. También para la medicina oriental.

Conocer los Chakras

Los chakras son puntos energéticos que se encuentran distribuidos de forma vertical por nuestro cuerpo sutil, desde nuestra zona genital hasta nuestra cabeza. Los chakras antes eran 6, ahora la corriente Nueva era declara que son 7.

A cada uno de ellos se le asocia un color diferente y cualidades o problemáticas distintas. Por supuesto, cada uno de ellos coincide con una zona, órgano o glándula en el cuerpo físico.

Cuando un chakra está demasiado cerrado, demasiado abierto, en desequilibrio…puede ocasionar problemas.

El Tantra a través de sus prácticas y técnicas ayuda a equilibrar los chakras. Además, se basa en estos para llegar a la conciencia plena que debe unirse con la energía vital o primaria.

Entiende la relación entre Tantra y Chakras

Ya conoces qué es el Tantra y sabes qué son los chakras, por lo que es muy sencillo comprender por qué están tan relacionados.

El Tantra necesita conocer los chakras para permitir que nuestra energía ascienda y desbloquee los chakras para finalmente llegar a la conciencia plena.

Shakti – Shiva o energía – consciencia

Para comprender mejor la relación Tantra y Chakras debes acercarte a la historia de estos dos Dioses.

El universo era uno, era unidad, pero ahora es dualidad y cada humano tiene dentro de sí la polaridad: lo masculino y lo femenino, lo negro y lo blanco, el fuego y el agua, la actividad y la pasividad, etcétera. Para ascender, debemos unir estas polaridades, lograr la unidad y solo entonces podremos llegar al origen, a la fuente.

Teniendo esto en cuenta, tienes que comprender que Shakti es la energía vital, es sexual y se encuentra dormida en el primer chakra. Shiva es pasividad, es la conciencia y se encuentra dormido en el chakra corona.

Shakti despierta (mediante técnicas de Tantra) y sube para buscar a su amado. Lo despierta con una danza sensual imposible de obviar, entonces con Shiva (la consciencia) ya despierto, juntos bailan y hacen el amor hasta unirse, momento en el que ascienden por el chakra corona y se dirigen a la fuente.

Shakti asciende por los chakras
Shakti asciende por los chakras

Es decir, Shakti que es la serpiente Kundalini, la energía más potente, más primaria, nuestro instinto vital por decirlo de algún modo, se encuentra dormida o bloqueada en la mayoría de seres humanos.

El objetivo del Tantra y los chakras es primero despertar a Shakti, pues aunque nacemos con la serpiente Kundalini despierta, por diferentes motivaciones puede apagarse (traumas, tristeza, falta de metas, falta de consciencia, ausencia de espiritualidad, bajo deseo sexual…).

Una vez Shakti está despierta el Tantra la canaliza correctamente. Para ello debemos guiarla hacia arriba, para que esta energía que ya ha desbloqueado el primer chakra siga haciéndolo con los demás.

Las diferentes posturas y meditaciones del Tantra ayudan a ascender a Shakti y a desbloquear los chakras, así hasta que podamos hacerla ascender hasta el Chakra Sahasrara y que pueda elevarse por encima de nosotros con Shiva.

Posturas de Tantra para los chakras bloqueados

Antes de unir tu energía vital con tu consciencia ya despierta, debes desbloquear antes el resto de chakras mediante el Tantra, si no, no podrás avanzar.

Mover la cadera

Es un ejercicio tántrico y también muy habitual en estiramientos antes de practicar cualquier deporte.

Se realiza con las rodillas algo flexionadas y las manos en la cintura. Ahora debes mover la pelvis algo hacia delante o hacia atrás y luego en círculos. Los círculos deben ser cada vez más grandes y luego más pequeños.

Este ejercicio desbloquea los chakras:

  • Plexo solar (Manipura chakra):Habilidad y confianza en nosotros mismos.
  • Sacro (Swadisthana chakra):Asociado a los cambios y a la facilidad para aceptarlos.
  • Raíz (Muladhara chakra):emociones inconscientes y comportamientos automáticos.
Mirada al cielo

Otra postura de Tantra para que los chakras queden activos.

Primero túmbate boca arriba en una superficie plana, como tu esterilla. Después de unos minutos sosegados mirando al cielo, levántate sin apoyar tus manos, luego apóyalas a ambos lados y echa la cabeza completamente hacia atrás. Mantente así durante al menos 10 minutos.

El ejercicio abre los chakras:

  • Coronilla (Sahasrara):la mente y la lucidez.
  • Tercer ojo (Ajna):habilidad para enfocarnos o contemplar lo general.
  • Garganta (visudda):capacidad para comunicarnos.
Yab Yum o posición de loto

También en el Tantra rojo es posible encontrar muchas formas de desbloquear tus chakras. En esta posición que probablemente ya conoces, el hombre se encuentra en la postura de loto y la mujer sobre él. Mientras el pene se encuentra dentro de la vagina todos los chakras deben estar unidos. Une tu chakra muladhara al suyo, tu chakra sacro al suyo, tu plexo solar con el suyo… La conexión será muy intensa y los chakras podrán desbloquearse a medida que ascienda la energía sexual.

Lista de Música Tantra

Lista de Música Tantra

¿Quieres crear una lista de música Tantra? Perfecto, seguro que es el aliciente que necesitas para comenzar a practicar Tantra todos los días.

Si en Internet escribes “música Tantra” seguro que te salen cientos de videos con música relajante. Pero, ¿de verdad es música para practicar Tantra?

¿Qué es la música para Tantra?

No existe la llamada “música para Tantra” o “música Tantra”. Simplemente el Tantra juega con todos los sentidos por lo que la música es un elemento que puede facilitar la meditación y la técnica. Ayuda a crear un ambiente más relajado y propicio para comenzar a practicar Tantra.

Entonces… no existe música para Tantra. No, al mismo tiempo la música que escuches debe reunir una serie de características.

Por ejemplo, puede ser música tranquila, no una música que escuches y automáticamente tengas ganas de bailar. Tampoco debe ser una música que vaya in crescendo o al revés, a no ser que tú ya sepas que tus ejercicios van a ir creciendo en intensidad, para lo cual sí sería adecuado.

Por otro lado, te recomiendo que sea música instrumental, mejor que no haya voces o palabras, puede que no sea beneficioso para el Tantra ya que puedes desconcentrarte con las letras de la canción.

Las canciones de Tantra que recomiendo con voces son aquellas que repiten mantras. Pero antes asegúrate de que entiendes el mantra y te resulta agradable.

Por último, un consejo: si no la conoces escucha la canción hasta el final antes de iniciar tu sesión de Tantra. De lo contrario podrías encontrar algún sonido que no te guste y estropear  tu sesión.

Música para guiar tus meditaciones

Es verdad que la música para Tantra no debe incluir voz ni palabras salvo que… se trate de un Mantra o de una meditación guiada.

Gran parte del Tantra se basa en la meditación. Sin duda poner la “mente en blanco” y sentirte presente es un ejercicio complejo, por lo que mejor si lo acompañas con música.

Hay meditaciones guiadas más y menos adecuadas, como todo. Para elegir pregúntale a tu instructor o instructora de Tantra, seguro que te puede aconsejar.

Música relajante

La música Tantra debe ser relajante y sin altibajos, de lo contrario, esta y no tú, guiará la sesión.

Además, es importante que no la pongas a un nivel muy elevado. Por ejemplo, si la escuchas para no oír a tus vecinos o para tapar el ruido de la obra, mejor no lo hagas. Espera a que los ruidos acaben o bien busca una habitación insonorizada.

La música debe ser suave, relajante y no indispensable. También debes aprender a meditar sin ella.

Y ahora, algunos de los grupos más escuchados por quienes practican el Tantra: Deva Premal, Sigur Ros, Snatam Kaur, Mirabai Ceiba, Russil Paul

Si no te interesa ninguno de estos grupos o quieres variar, lo mejor es que escuches sonidos de la naturaleza. Esto es fácil de encontrar, puedes encontrar el sonido de las olas del mar, del canto de los pájaros, el oleaje del mar, el canto de los delfines, los riachuelos…

Ahora puedes comenzar a crear tus listas de música para Tantra 😉

Tantra para hombres

Tantra para hombres

¿Qué es el Tantra para hombres?, ¿Hay alguna diferencia entre el Tantra para hombres y el Tantra para mujeres? Si eres hombre y quieres comenzar a practicar Tantra o seguir avanzando, este contenido te interesa.

¿Existe el Tantra para hombres?

Sí y no. El Tantra es uno, y aunque es una fusión de escuelas del shivaísmo tántrico de Cachemira, se le considera uno solo. Por tanto, es el mismo Tantra para hombres y para mujeres.

Además, el tantrismo considera que todos tenemos un lado masculino y un lado femenino que deben funcionar en armonía. Por tanto, en este sentido tampoco sería necesario crear dos tipos de Tantra.

Entonces, ¿Cuándo podemos hablar de Tantra para hombres? Quizá cuando el Tantra está destinado a aspectos muy específicos relacionados con el sexo masculino.

Piensa que hombres y mujeres no son educados de la misma forma, tampoco sus cuerpos funcionan igual, entre hombres y mujeres hay diferencias y aunque no es necesario un Tantra diferente, para avanzar rápido podemos escoger un taller de Tantra o clase que trata temas específicos de nuestro sexo.

Por ejemplo… Los orgasmos son diferentes entre hombres y mujeres, también la relación que tenemos con nuestro cuerpo, nuestra capacidad para dejarnos llevar, tomar la iniciativa, etcétera.

Por ello, existen multitud de talleres, clases, cursos y hasta escuelas de Tantra solo para hombres. También existen otras solo para mujeres.

En estas clases se le dará especial importancia al cuerpo, a tus fluidos, a tu potencia sexual, a lo que tú consideras tu virilidad u hombría, a tu agresividad, tu ira, tu calma… Estos aspectos que socialmente asociamos con lo masculino. Será una oportunidad para verte con nuevos ojos. También, muchos de ellos se centran en conectar con su lado femenino.

¿Cuándo asistir a un taller, curso, clase… de Tantra para hombres?

La respuesta es cuando quieras. Infórmate, habla con el instructor, elige el horario que mejor te convenga, etc…

Solo debes saber que si es Tantra exclusivamente destinado a los hombres, probablemente no toquéis algunos aspectos del Tantra que pueden resultar imprescindibles.

Seguramente será un Tantra más destinado al coaching, a las nuevas masculinidades y a la potencia sexual. Por lo que si quieres ser un mejor amante, lograr orgasmos más duraderos e intensos, deconstruir tu masculinidad y entrar en contacto con tu cuerpo, es buena idea.

Pero si además de esto te interesa la meditación, la filosofía del Tantra, su parte esotérica y técnicas y prácticas que vayan más allá de la sexualidad, mejor comienza asistiendo a una clase de Tantra para todos y más adelante, prueba el Tantra para hombres.

Características del Tantra para hombres
Bien, ya sabes un poco mejor qué es el Tantra para hombres y cuándo deberías practicarlo. Ahora, es el momento de conocer algunas de sus características. De este modo podrás elegir mejor si te interesa o no este tipo de Tantra.
Conexión con tu cuerpo

El Tantra para hombres se centra en lo corpóreo, ya que está es la base de la diferencia entre hombres y mujeres. El cuerpo masculino cuenta con mayor testosterona, diferentes niveles de hormonas, orgasmos que acaban en la eyaculación, menor flexibilidad, etcétera. Por lo que parte de las técnicas serán diferentes. Además se trata de que te relaciones con tu cuerpo de una forma diferente. Especialmente aceptando todo lo que no crees tan masculino o potente en él.

Masaje Lingam

El masaje de Lingam es una masturbación muy especial, aunque también puede realizarla tu pareja. Este masaje te ayudará a conocerte mejor, conocer tu placer, tus genitales y todas las opciones que ofrecen. Además del pene se centra en los testículos y en el perineo, incluso puede llegar al ano.

Tu lado femenino

Sí, tienes un lado femenino o un lado receptor, como quieras llamarlo. Es fundamental que lo actives, de lo contrario, vivirás constantes desequilibrios en tu vida. Si lo aceptas, la rabia, la ira, la frustración irán poco a poco tornándose en aceptación. Serás más resolutivo pues tendrás equilibradas tus polaridades. Recuerda que si esto no es así, no hay opción de que Shakti se reúna con Shiva y llegues a la no – dualidad.

Estereotipos masculinos

No eres agresivo por ser hombre, puedes llorar, puedes no tener ganas de sexo, etcétera. Al conocer mejor tu verdadero lado masculino y tu verdadero lado femenino, se acabarán, por suerte, muchos mitos y podrás vivir mejor contigo mismo. Te volverás verdaderamente magnético y dejarás de fingir lo que no eres.

Pasividad sexual

Es Shakti quien despierta a Shiva con su baile, es ella quien se sube a horcajadas en él, es ella el movimiento, el cambio… y él la pasividad y la presencia. Él la sostiene, la abraza, la protege… así es la mayoría de las veces el sexo tántrico. La pasividad no está reñida con los hombres. Acéptalo y disfrutarás mucho más de tus encuentros sexuales tántricos.

Los orgasmos

Seguro que esto ya lo has oído, en el Tantra para hombres no hay eyaculación y esto tiene un porqué.

Lo que debes entender es que la eyaculación te deja sin fuerzas, te vacías por decirlo de algún modo, pierdes la energía y además, tu orgasmo adquiere una dirección hacia el exterior.

Las mujeres por norma general no eyaculan, (aunque pueden hacerlo en un momento determinado sin ellas esperarlo o con entrenamiento) y esto provoca que sus orgasmos sean implosivos, sean más duraderos y se desplacen más allá de su genitalidad. Por este motivo (y otros anatómicos) la sexualidad en las mujeres es más emocional, incluso más espiritual…

Los hombres pueden sentir este tipo de orgasmos que con las técnicas adecuadas y los preliminares acertados (y la intimidad y conexión con tu pareja, claro) pueden acercarlos a la iluminación. Además, en el Tantra para hombres aprenderás a centrar el erotismo en la mirada de tu pareja, en la respiración, en las sensaciones y menos en ti mismo y tus genitales.

Si quieres alcanzar esa potencia, ese conocimiento, y además, seguir en plena forma después del orgasmo, el Tantra para hombres te interesa.

Historia de Shiva y Shakti en el Tantra

Historia de Shiva y Shakti en el Tantra

La historia de Shiva y Shakti en el Tantra se utiliza para explicar el funcionamiento de nuestro cuerpo y nuestra energía en la búsqueda de la iluminación. Es una historia de opuestos, y de la búsqueda de la plenitud a partir de nuestra energía primaria. Es un viaje y una travesía.

Las sectas precursoras del tantrismo utilizaban esta historia para mostrar el camino correcto a los discípulos.

¿Quiénes son estas deidades?

Shiva es uno de los Dioses principales del hinduismo. Es uno de los Dioses que participa en la trimurti, es decir, en la trinidad hinduista, junto con Vishnú y Brahma. Su nombre significa el benévolo, el amistoso o el propicio y representa al Dios destructor y regenerador del universo. Se le relaciona también con lo primordial, con la calma y la ausencia.

Explicar quién es Shakti es más complejo, pues no es una deidad concreta. Shakti significa la energía femenina y es la Gran Diosa entre las Diosas. Shakti es, dentro del Tantrismo, la que le da vida a todo lo que existe. También, en el hinduismo Shakti es vista como la Gran Diosa, pues se cree que todas las Deidades femeninas son reencarnaciones o representaciones de Shakti.

Por otro lado, el término Shakti puede hacer alusión a la parte femenina, que pueden poseer los Dioses masculinos. Esto ocurre también a la inversa, hay un aspecto masculino llamado Deva que puede estar también en una deidad femenina.

Shiva y Shakti

Otro concepto que debes conocer para entender esta historia es el de Kundalini, que en sánscrito y traducido al castellano significa la enroscada. El motivo es que la energía de nuestro cuerpo se visualiza como una serpiente enroscada y dormida en el muladhara chakra. La kundalini si se desarrolla correctamente, con plenitud, llega a reunirse con el alma. En esto coinciden diversas doctrinas que mencionan a la kundalini. Por ejemplo, el yoga, el gnosticismo, el tantra, el budismo y otras.

Historia de Amor de Shiva y Shakti

¿Y cuál es la historia de Shiva y Shakti que se utiliza para explicar el Tantra?

Pues bien, Shakti, el principio femenino está representada por una serpiente llamada kundalini (esta es la energía primordial). Esta serpiente se encuentra en la base de nuestra columna, en el hueso sacro o en el primer chakra, también llamado chakra raíz.

En cambio, su amado Shiva, está al final de la columna, en nuestra coronilla, séptimo chakra o chakra corona.

Por tanto, cada uno de ellos se encuentra en un extremo de la columna, conforman el eje vertical humano. Y además son complementarios, si Shakti es cambio, Shiva es pasividad. Shakti es la creación y el movimiento, Shiva la consciencia.

En otro plano, ambos están unidos, pero en este se encuentran separados y deben encontrarse para hacer el amor. Para ello es Shakti quien debe ir hacia Shiva y no al revés.

La historia de Shakti y Shiva dice que la Diosa se encuentra dormida en la base de nuestra columna y que cuando despierta se transforma en Diosa y realiza un viaje de ascenso hacia energías superiores (chakras). Cuando llega al último, al chakra corona, se encuentra con Shiva, su amado, el cual se encuentra dormido en una flor de loto. Aquí Shakti representa la energía kundalini y Shiva, la consciencia, que en este caso está dormida y debe despertarse.

Para despertarlo, Shakti baila para él y el amor de su danza logra hacer que el Dios abra los ojos, entonces se une a ella en el baile y los dos haciendo el amor se funden en un solo ente. Esta es la boda mística, donde lo masculino y lo femenino se funden para crear un ser andrógino, donde los opuestos al quedar unidos han vuelto a la unidad primera o primigenia.

Significado de Shiva y Shakti en el Tantra

El significado de esta historia es claro, a diferencia de otros relatos más complejos que forman parte de los textos tántricos y que a los principiantes les puede resultar complejo entender.

Esta es la historia de un viaje, de cómo despertar poco a poco nuestra consciencia espiritual, usando la energía vital. Es un recorrido corporal para alcanzar un fin espiritual y último.

Para despertar a Shiva, necesitamos a Shakti. Aquí se unen todas las polaridades, lo espiritual y lo corpóreo, la creación y la destrucción, la existencia y el vacío, la energía y la pasividad, lo femenino y lo masculino. Son opuestos, y es el primer principio, el de la energía, el que debe seguir a la consciencia. No al revés.

Shakti es la Kundalini, la energía primordial enroscada que llega a otro plano, el plano del entendimiento, y entonces se abre a otros aspectos más elevados. En ese lugar elevado es donde Shiva y Shakti hacen el amor.

Esa unión entre ambos crea una consciencia superior que se transforma en luminosidad, en plenitud. Entonces ambos, la energía primordial y la consciencia superior, atraviesan el séptimo chakra, ascienden, vuelven a la fuente, a lo primigenio y se quedan unidos.

Para lograr esto debemos primero despertar a Shakti, pues recordamos que también estaba dormida. Es decir, debemos activar nuestra energía femenina. Shakti cuando despierta deja de ser una serpiente enroscada y al elevarse se convierte en una bella y poderosa Diosa la cual asciende por nuestros centros de energía uno a uno. En cada chakra despierta y desposa a las divinidades. Esto quiere decir que la kundalini cuando asciende desbloquea los chakras y los activa. Esta es la energía vital que recorre nuestra espina dorsal y llega a la corona espiritual. Este es el objetivo.

Por tanto, la historia de Shiva y Shakti es un viaje en el que primero se despierta la energía vital, lo corpóreo y las sensaciones y esto acaba por crear un equilibrio con lo no corpóreo para finalmente alcanzar la consciencia plena. Entonces se atraviesa el último chakra y llega la luz.

Tantra para mujeres

Tantra para mujeres

¿Qué es el Tantra para mujeres? ¿Qué prácticas se llevan a cabo? ¿Cuándo podemos practicarlo? ¿Existe un lado masculino y un lado femenino? Todas estas preguntas tendrán respuesta unos párrafos más abajo.

Lo importante por ahora es que comprendas que todas las personas pueden acercarse al Tantra del mismo modo. Que todos tenemos un aspecto llamado masculino y otro llamado femenino. Lo habitual es que las mujeres tengan su lado femenino más potenciado, y los hombres su lado masculino.

No obstante, esto cada vez es menos así, pues aquello que consideramos como masculino, en una sociedad estrictamente patriarcal, está relacionado con virtudes, pero aquello femenino a menudo está relacionado con defectos. Por ello es común que tanto hombres como mujeres potencien su lado masculino y se olviden del femenino.

Tener un buen equilibrio es necesario para la correcta práctica del Tantra. Recuerda que nadie, ni hombre ni mujer debe completarte para alcanzar la iluminación, esta es solo una de las vías, pero ni siquiera es la más habitual. Tú misma estás completa y tienes las dos polaridades dentro de ti.

Dicho esto, el Tantra para mujeres puede ser diferente al Tantra para hombres, y habrá mujeres a las que les resulte más efectivo. Quizá tú seas una de ellas.

¿Qué hablamos cuando decimos Tantra para mujeres?

El Tantra es uno y a pesar de que pueda contar con diferentes escuelas, estas no están separadas por sexo. Por lo que no existe como tal un Tantra para mujeres, sino un conjunto de prácticas o una visión más específica del Tantra que puede ser más adecuada para mujeres que para hombres.

¿Por qué? No porque la mujer deba acercarse de una forma diferente al Tantra, sino porque han sido educadas de forma diferente al varón.

Por ejemplo, la visión hacia el sexo suele ser diferente, también su relación con el cuerpo, con los otros…

Características del Tantra para mujeres

Para potenciar la energía femenina, debemos acudir a la fuente, a Shakti, a Khali… Es bueno comenzar familiarizándose con la Gran Diosa, con las diferentes Devis y que comprendas el poder de la energía femenina.

En segundo lugar, debes comprender que aquellas virtudes que socialmente te habían presentado como femeninas, igual no lo son tanto, y otras que no habías contemplado es lo que en el Tantra puede considerarse energía femenina.

El tantra para mujeres busca conectar con tu lado femenino, reencontrarte con él. Pero también, hacerte consciente de que tienes un lado masculino.

Características del Tantra para mujeres:

  • Búsqueda de la mujer perdida: recupera la forma de ser mujer, que no es otra que como tú verdaderamente eres. Muéstrate y pierde las normas impuestas sobre la feminidad.
  • Autoconocimiento: el tantra para mujeres busca un mayor conocimiento del cuerpo, al que la mujer está ligada y del que se la ha apartado o se la ha tratado de unir de una forma perjudicial. Conoce tus ciclos, tus cambios hormonales, tus deseos…
  • Conéctate: eres un ser de la naturaleza, uno más, formas parte de ella y debes re – conectar. Aléjate de la urbe, contempla la naturaleza y descubre cuánto de ti tiene que ver con lo que observas.
  • Sexualidad consciente: Recientemente la mujer debía ser recatada, pudorosa, casi frígida, pero lo suficientemente sexual como para satisfacer a su marido y ahora, debe alejar sus emociones del sexo y contar con múltiples parejas sexuales. Probablemente no te sientas identificada con ninguna de estas ideas. En el Tantra para mujeres se busca que cada una encuentre su forma de sexualidad y viva acorde a ella, sin prejuicios y sobre todo, conectando la sexualidad con un fin aún mayor.
  • Confianza y libertad: el Tantra nos invita a ser espontáneos, a mostrarnos tal y como somos. Esto, en ocasiones puede ser más difícil de asumir para las mujeres, que tienen más dificultad para mostrar su rabia, su ira, para mostrarse competitivas o enérgicas sin ser tildadas de masculinas, etcétera. A la vez, si no se muestran así, también parece haber un problema y resultan demasiado débiles. En resumen, al hombre se le dan más licencias en su comportamiento, por lo que mostrarte tal y como eres sin sentir el yugo de la sociedad es uno de los objetivos del Tantra para mujeres.
Etapas en el Tantra para mujeres

El Tantra para mujeres se puede dividir en etapas. Por ejemplo, en la infancia, la adolescencia, el embarazo, la vejez… El motivo es que el Tantra a diferencia de otras doctrinas, no lucha contra el cuerpo y no lo ve como un simple envoltorio o cárcel de la que liberarse, sino como una manifestación de lo sagrado.

El cuerpo debemos trabajarlo y conectarlo para llegar a la iluminación, por eso es importante conocerlo, saber cómo se encuentra y de este modo elegir la vía más adecuada para fortalecernos y llegar a la no – dualidad.

Estas son algunas de las etapas del Tantra para mujeres:

  • La infancia: Hay padres y madres que deciden iniciar a sus hijas al Tantra lo antes posible. Saben que esto les permitirá una mayor conciencia de su cuerpo en la época en la que comienzan a conocerlo y a comprender sus potencialidades. También, es un inicio al acercamiento mente – cuerpo. La concentración, las respiraciones… son técnicas que les ayudarán toda su vida.
  • La adolescencia: Siempre decimos que la adolescencia es una etapa difícil pero pocas veces se menciona que es una etapa de gran belleza. Es un momento en el que nos conocemos de forma diferente, un momento en el que el cuerpo es el protagonista y también, en el que nos sentimos con mayor energía. Por eso, el Tantra para mujeres en esta etapa se centra en canalizarla correctamente.
  • La madurez: es el momento en el que la mayor parte de las mujeres se acerca al Tantra. Es la plenitud y el momento de mayor conocimiento.
  • La menopausia: no tiene que ser un momento difícil, y el Tantra para mujeres se encarga de descubrir las diferentes virtudes de este momento y cambio de etapa en el que perdemos y ganamos a partes iguales.
  • La vejez: Es quizá el momento más necesario para practicar el Tantra. Es cuando acudimos con mayor deseo a la espiritualidad y a la comprensión y cuando creemos que el cuerpo deja de importar. Pero el Tantra tiene que recordar que para ascender, debemos haber entrado en comunión con cuerpo y mente.

Por último, existen cursos y talleres de Tantra para mujeres embarazadas que te despertarán una forma diferente de maternidad.