Seleccionar página

Hola, me llamo Neo

Y quiero contarte un poco sobre mí

 

Dormido, despertando y despierto

Así podría nombrar las tres etapas de mi vida

 

Toma asiento y unas palomitas para disfrutar de la película. jajaja 😉

Dormido

Sumido en la ignorancia

NeoFui un niño muy tímido, vergonzoso e introvertido, me costaba muchísimo hacer amigos porque me daba vergüenza acercarme a otros niños, aunque sólo fuese para preguntar si podía jugar con ellos, lo habitual era que, aunque lo estuviese deseando, me quedaba mirando desde lejos como jugaban.

A esto hay que añadirle que cada pocos años mis padres se mudaban de barrio, incluso de ciudad. Esto a mí me hundía en la tristeza porque sabía que otra vez era vuelta a empezar… Barrio nuevo, cole nuevo, sin amigos…

En el último cambio de dirección que hicimos, justo antes de separarse mis padres, yo tenía 12 años, mis hermanas tenían 10 y 5 años respectivamente. Fue quizá la época más triste de mi vida. Recién llegado a un barrio nuevo con todo lo que ello conllevaba para mí, cuando mis padres toman la decisión de separarse se apodera de mí una mezcla de tristeza, rabia e impotencia, que me mantiene deprimido durante un tiempo. Sin embargo, lo peor estaba por llegar. Mi madre, que ayudaba a mi padre en su trabajo y era la que nos educaba y alimentaba, se quedaba en la calle y sin una fuente de ingresos. Nos tuvimos que quedar los tres hijos con nuestro padre, con la promesa de que mamá vendría a por nosotros en cuanto tuviera ingresos suficientes y un lugar donde pudiéramos vivir. Ella se fue a casa de su madre (mi abuela) mientras encontraba un trabajo. En poco menos de dos años, no sin gran esfuerzo, lo había conseguido, tenía trabajo y pudo optar por una vivienda de protección oficial… ¡Yúhu, nos vamos con mamá!

En esos dos largos años yo me había vuelto un busca vidas, me hice un poco macarra… Mi padre solía estar ausente hasta la noche, nos alimentaba y cuidaba una asistenta, pasaron varias durante ese tiempo.

En mi adolescencia me hice heavy y después punk, comencé a beber y a coquetear con las drogas, esto se convirtió en la rutina de los fines de semana. Drogas, alcohol y poco sexo jajaja, me aterraba acercarme a cualquier chica que me gustase, me ponía rojo como un tomate, me bloqueaba sin saber que hacer o decir y me moría de la vergüenza. No fue hasta los 17 años de edad que tuve mi primera “relación sexual”, por supuesto bañada en alcohol ¡Que locura!

Nunca fui buen estudiante, o mejor dicho, nunca quise estudiar. A los 16 años me puse a trabajar como camarero, profesión que ejercí durante muchos años más. A los 25 años monté mi primer negocio ¿Adivinas? ¡Claro! No podía ser de otra manera, un bar, el bar donde conocí a la madre de mi hija, ahora mi ex. Dos años más tarde monté un bar de copas que funcionó muy bien durante unos años. Comenzó a gustarme la música electrónica y me hice deejay, monté una tienda de vinilos con escuela de deejays y de producción musical, alquilé equipos de sonido, trabajé como electricista, diseñador web y auxiliar de sonido entre otras cosas

En fin… Tenía 38 años y mi vida parecía ser buena desde fuera. Con pareja aparentemente estable, una hija preciosa, un hogar, escapadas, viajes, ingresos suficientes… Sin embargo, en lo más profundo de mí, había disconformidad, sentía que la vida era una especie de carrera por conseguir la felicidad, y cuando ésta llegaba, tardaba poco en volver a irse.

Despertando

¿Qué me está pasando?

NeoHacía unos años que la relación con mi pareja no era buena, sólo lo parecía de puertas para afuera, la única conexión que había entre nosotros era nuestra hija. Hubo varios intentos de separación por mi parte, sin embargo, el miedo a lo desconocido se apoderaba de mí y me retractaba, me preguntaba ¿Y que voy a hacer si me separo? ¿Cómo me voy a sentir estando sólo? ¿Donde voy a vivir?..

Un día, en un curso de informática, una compañera me habló de espiritualidad, de meditación, de chakras, de que todos somos uno… Yo no entendía nada de lo que me contaba, a la vez sentía curiosidad por todos esos temas, enseguida comencé a investigar en internet y casi sin darme cuenta comenzaron a suceder cosas, que para mí eran puras coincidencias o casualidades ¡No daba crédito! Algunas de estas “casualidades” parecían nefastas para mi bienestar, al punto de que me llevaron a separarme de mi pareja.

Tenía una sensación extraña, me sentía perdido y confundido pero a la vez revolucionado y expectante, era como si algún tipo de maquinaria se hubiera puesto en marcha para llevarme a algún lugar y yo no podía manejarla.

Desde que mi compañera de clase me habló de espiritualidad hasta que me separé y me fui de casa no pasaron más de dos meses. Lo que más me dolía era separarme de mi hija :(. Todo parecía suceder con mucha rapidez. Me pongo a buscar una habitación para vivir y aparece un viejo amigo que tiene una ¡y bien grande! ;). Alguien me habla del libro “El secreto” y a los dos días otra persona me lo está regalando. Una amiga que estudiaba medicina china me presenta a su acupuntor y resultó ser, además de mi acupuntor, uno de mis mayores maestros en todos los sentidos.

En cuestión de tres o cuatro meses mi vida había dado un giro de ciento ochenta grados, durante este período comencé a sentir lo que era verdadera dicha y felicidad, me sentía en paz a pesar de mi reciente situación, los conocidos me decían que me había cambiado la cara y que tenía mucho más brillo en los ojos ¡estaba enamorado la vida! caminaba por la calle y me sentía flotar, en la soledad me reía a carcajadas preguntándome ¿Qué me está pasando? ¿Cómo es esto posible? En realidad me daban igual las respuestas, quería vivirlo y disfrutarlo… Recuerdo una cosa que me dijo mi madre algo disgustada; Hijo mío ¿Cómo puedes estar tan feliz con la que te está cayendo?

En mi opinión esa es la clave de la paz interior: Tener la capacidad de estar en paz con lo que acontece en cada momento.

Despierto

Tomo las riendas de mi vida

NeoTras aquellos meses de “euforia mística” comencé a bajar a tierra. Sin embargo, el poso que había dejado en mí, fue suficiente para comenzar a tomar las riendas de mi vida. Me dediqué en cuerpo y alma a descubrir cual era mi propósito en la vida. La meditación diaria se había convertido en un hábito y una gran herramienta para mi bienestar.

Decidí que quería ayudar a los demás, haciendo algo que a mí me apasionase. Me hice terapeuta de Shiatsu, me apasionó durante un tiempo pero no conseguí hacer de ello mi sustento, entré como afiliado en programas de coaching y crecimiento personal que me sirvieron de mucho a nivel personal pero no conseguía ingresos suficientes. Tenía algunos clientes a los que les había creado la web y les llevaba el mantenimiento, como me apasiona, me propuse hacer del diseño web mi medio económico, tampoco resultó.

EL TANTRA ENTRA EN MI VIDA…

Mi pasión por el Tantra nació cuando participé en mi primer curso, era un curso de masaje tántrico en Madrid que duraba todo un fin de semana. En realidad en aquel curso me inscribí para aprender masaje tántrico, sin embargo, resultó que el masaje fue lo de menos. Ahí me di cuenta de lo poderoso y eficaz que es el Tantra para mi crecimiento personal y espiritual.

Mi evolución personal se había acelerado, en cuestión de poco tiempo, mi autoestima había crecido enórmemente, comencé a afrontar miedos y vergüenzas que me tomé como propósitos de superación, mi sexualidad comenzó a expandirse, a tornarse en una sexualidad mucho más consciente y amorosa… Desde entonces no he dejado de formarme, experimentar y transformarme a través del camino tántrico, tanto individualmente como en pareja.

Me formé en Barcelona con Xavi Domènech, reconocido maestro contemporáneo, he asistido a retiros y cursos de Tantra con Astiko, Ronald Fuchs y Miyo Fiel entre otros. De cada uno he tomado lo que me ha servido. Facilito cursos y encuentros residenciales de Tantra desde el año 2013, fui terapeuta de Shiatsu durante cuatro años, formado en la escuela Ren Tao, aunque nunca lo he ejercido, también estoy formado en Rebirthing con Alba Casalvázquez “Inspira tu vida”, hice los dos primeros niveles de Reiki Usui con Lucy Ángeles “Asoc. española de Reiki”.

Las formaciones y cursos de Tantra que imparto contienen mi propia esencia. Utilizo el método AHUM, transmitiendo la enseñanza tántrica a través del Amor, el Humor y la Música, creando encuentros únicos que, sin duda, llevan el sello de Neo Tantra.

Soy padre, amante y soñador. Además del Tantra y el contacto humano, me apasiona el humor, la música, la naturaleza, el diseño web, el cine de ciencia ficción y viajar entre otras cosas.

Hoy he retomado mi pasión por mezclar música. Como ya te he contado, fui deejay durante varios años y ahora me apetece, desde una perspectiva más consciente, volver a entrar en la cabina y crear olas musicales, llevando al público por diferentes estados emocionales, haciendo del baile un ejercicio de consciencia emocional y corporal, integrándolo además en muchos de mis encuentros.

Hace años me daba miedo el fracaso, ahora no lo reconozco porque tan sólo veo aprendizaje en cada error que cometo. Tengo “fe ciega” en el potencial del ser humano y en la posibilidad de conseguir todo aquello que nos propongamos.

Agradecido

De todo corazón

A mi hija Erika, gracias a ella supe lo que era AMAR incondicionalmente, saca lo mejor de mí y a la vez también consigo ver mi sombra a través de ella.

A Susana por ser amante y compañera del alma en este hermoso camino de vida. Con ella me siento amado, acompañado y a la vez totalmente libre.

A Javier, mi acupuntor. Una de las personas más sabias, inspiradoras y humildes que he conocido. A él le debo uno de los mayores aprendizajes de mi vida ¡Sé tu mismo! Así de simple y así de profundo a la vez.

A Eduardo, mi coach personal y gran amigo. El supo sacar lo mejor de mí, haciéndome poner el foco para alcanzar mi propósito de vida, ayudándome a levantar cuando caía y aportándome sabios consejos.

A mi madre, Manuela, por haberme parido y por todo el esfuerzo que hizo para sacarme adelante a mí y a mis hermanas. Por todo el amor recibido que no supe ver ni agradecer en su momento.

A mi padre, Fernando, por plantar su semilla, porque su ausencia me hizo fuerte y por todo el amor recibido cuando estaba presente. Ahora sé que lo hizo lo mejor que supo.

A ti, por dedicar parte de tu valioso tiempo en leerme 😉

A todas y cada una de las personas que se han cruzado en mi camino, porque todas me han ayudado consciente o inconscientemente a ser quien soy y a estar donde estoy ahora.

A mí mismo por estar realizando mi sueño y propósito de vida.

Esto lo escribí como propósito personal el día 4 de diciembre de 2014:
Mi crecimiento personal y espiritual junto con un buen estado de salud física y mental hacen que sea capaz de dar lo mejor que hay en mí, ayudando así a la humanidad, convirtiéndome a la vez en la persona que realmente quiero ser… Humilde, creativa, espontánea, divertida, positiva, alegre, segura de sí misma, tolerante, influyente…

Creo que voy por buen camino 🙂

Huimos de aquello que nos persigue sin darnos cuenta de que, muchas veces, nos persigue porque huimos de ello
– Neo –

¿Quieres ver todo lo que te ofrezco?

Entonces ve a mi agenda

Seguro que encontrarás lo que estás buscando ordenado por fechas