El tercer ojo en el Tantra

El tercer ojo en el Tantra

El tercer ojo aparece en todas las mitologías, religiones, sistemas de creencias… también aparece en el Tantra y especialmente en el Tantra Yoga. Pero, ¿qué es y para qué sirve el tercer ojo en el Tantra?

Concentrarse en una clase de Yoga o de Tantra puede ser complejo, necesitas mucha experiencia para poder mantener tu mente en blanco o solo para poder seguir todo el rato las enseñanzas y consejos del instructor. Lo más común es que sin darnos cuenta nuestros pensamientos vuelen de un lado a otro aunque sean durante unos segundos o fracciones de segundo. Esto demuestra que no tenemos control sobre nuestra mente.

Y esto… ¿Qué tiene que ver con el tercer ojo en el Tantra?

¿Dónde está el tercer ojo?

En todas las culturas existe el tercer ojo y todas dicen que se ubica en la frente, ligeramente encima de nuestro entrecejo. Este punto además es donde se encuentra el chakra Ajñà o Ajna también llamado tercer ojo. Se relaciona con el alma, el color morado y la pituitaria.

Shakti asciende por los chakras
¿Para qué se usa el tercer ojo en el Tantra Yoga?

Cuando practicamos Tantra a veces nuestra mente puede irse de la clase. Por ello, para ayudar a la concentración se cierran los ojos y dirigimos las pupilas hacia un lugar, pues existe relación entre la dirección de nuestros ojos y nuestros pensamientos. Cuando meditemos, hagamos ejercicios… con los ojos cerrados, nuestros ojos deben estar cerrados y nuestras pupilas deben estar mirando al tercer ojo.

Sirve tanto como una respiración consciente. Si lo piensas, tanto esa zona de tu frente como la respiración están en el aquí y ahora, están en el presente, por ello nos ayudan a no dispersarnos. Uno de los objetivos del Tantra, como ya sabes, es el tiempo presente. El Tantra consiste en estar presente, aquí y ahora.

El tercer ojo durante una clase de Tantra o Yoga

Es normal que tu atención se vaya, pero lo verdaderamente importante es que vuelva. Es lo mismo que la expresión “si te caes 7, levantate 8”. Si te desconcentras 7, concéntrate 8 y el tercer ojo es una gran ayuda. Con la experiencia cada vez te será más sencillo mantenerte en todo momento presente en la clase.

Ventajas de activar el tercer ojo

Cuando llevamos nuestras pupilas al tercer ojo estamos activando este chakra, es decir, activamos nuestra mente neutral e intuitiva, activamos una parte muy importante de nuestra mente, es el paso previo, el chakra previo a la consciencia plena. Es una mente neutra porque recoge los dos opuestos, por ello se representa con dos pétalos, el sí y el no. La afirmación y la negación. Este chakra contiene a los dos, los conoce a los dos y por ello nos lleva a la sabiduría de la no dualidad.

El tercer ojo es la visión de los mundos sutiles, es la intuición y el conocimiento de nosotros mismos, es nuestra conexión con la sabiduría, la fuente de sabiduría.

Cuanto activamos o abrimos este chakra puede producirse, si lo hacemos correctamente, una explosión de luz. Por eso se asocia también con una mecha, llama, sol…

Problemas del Tantra si no lo practicas correctamente

Problemas del Tantra si no lo practicas correctamente

Antes de practicar Tantra por tu cuenta tienes que estar bien informado, o al menos, haber asistido a algunas clases de Tantra con un instructor con experiencia y de tu confianza. De lo contrario, es probable que surjan algunos problemas en el Tantra.

Por supuesto, ninguno de estos problemas o inconvenientes resultan perjudiciales ni te afectarán en un futuro a tu forma de relacionarte con el Tantra. Simplemente no son beneficiosos y no tendrán el efecto que esperas. Podríamos decir que… estarías perdiendo el tiempo.

¿Por qué pueden existir dificultades o problemas en el Tantra? (al practicarlo)

El Tantra es una ciencia, es decir, se basa en una serie de supuestos que pueden ser comprobados científicamente.

Por ello, en el Tantra podemos medir cada ejercicio, podemos saber las consecuencias que tendrá realizarlo a corto y largo plazo.

En consecuencia, cada ejercicio también está relacionado con un grado de dificultad y con un grado de complejidad. No obstante, todos ellos tienen el mismo poder de acercarte de igual modo a la consciencia plena.

Por otro lado, a cada persona según su carácter, según sus creencias, sus capacidades físicas o mentales, etcétera, corresponden una serie de ejercicios que no corresponden a otra.

Esto es así porque cada persona tiene una vía propia para acercarse al todo, a lo primordial e indisoluble. No será igual para todos y por tanto, si no te conoces a ti mismo, si no cuentas con un buen profesor de Tantra o si no conoces las limitaciones de tu cuerpo y mente, es probable que tengas problemas con el Tantra.

Tipos de problemas en el Tantra si no lo practicas correctamente

A continuación, vamos a ver los tipos de problemas más habituales en el Tantra si no te inicias con un instructor de Tantra o si comienzas a practicar los ejercicios sin ningún tipo de información.

Dolor físico

El Tantra no es un deporte, el Tantra es una ciencia en la que experimentas con tu propio cuerpo y por eso hay que tener muchísimo cuidado. La mayor parte de ejercicios de Tantra no son complejos ni requieren demasiada habilidad. En cambio, algunos pueden exigir resistencia o flexibilidad.

Lo mejor si no estás habituado al deporte o no te encuentras en forma es que comiences poco a poco, por ejercicios que te resulten cómodos y sin permanecer demasiado tiempo en la misma postura. Pues las agujetas e incluso lesiones pueden ser algunos de los problemas del Tantra si lo practicas sin conocimiento.

Agotamiento

El agotamiento puede ser mental y físico. Físico por una sobreestimulación y una sobrecarga de los músculos y tendones. Si sientes agotamiento físico lo mejor es parar cuanto antes, de lo contrario, no podrás concentrarte correctamente.

En el segundo caso el agotamiento es mental. y es que la meditación, las respiraciones e incluso determinados mantras pueden resultar agotadores y contraproducentes si no tenemos un guía.

Desmotivación

Si te agotas mentalmente, si sufres agujetas y si no logras ver ninguna evolución, lo más probable es que te desanimes. Uno de los grandes problemas del Tantra es cuando comienzas a practicarlo sin instructor o maestro, sin compañeros o sin información de calidad es la desmotivación. No sabes valorar tu aprendizaje, puede que no lo detectes o puede que no estés evolucionando porque no practicas Tantra de la forma correcta.

Por todos estos motivos lo mejor es iniciarte en el Tantra con un instructor implicado y con experiencia.

Tantra para atraer la abundancia

Tantra para atraer la abundancia

Seguro que al leer “Tantra para atraer la abundancia” te ha atraído poderosamente la atención y quieres comprender para ponerte cuanto antes manos a la obra. Pero calma, porque no es exactamente así.

Cuando hablamos de abundancia, no hablamos solamente de una abundancia económica y material, abundancia puede referirse también al cariño, a las metas en nuestra vida, a la abundancia de seres queridos, a la abundancia espiritual… a muchas de ellas.

Por otro lado, tienes que comprender que no vas a conocer ejercicios para pedir abundancia, sino para atraerla, es decir, para acercar a ti una abundancia que ya existe. Para ello, ya debes sentirte una persona en abundancia. Es decir, debes sentir gratitud hacia lo que te rodea, hacia lo que se encuentra en tu vida.

Debes sentirte agradecido por todo lo que tienes, que te han dado o que has atraído hacia ti. Sin una visualización o actitud de gratitud, no es posible atraer la abundancia, porque de hecho, lo que vamos a hacer es multiplicarla.

Ejercicios de Tantra para atraer la abundancia

En primer lugar siéntate en una esterilla, alfombra, banqueta… donde te sientas mejor. Cierra los ojos y mantén erguida y estirada la columna vertebral.

A continuación, comienza a ser consciente de tu respiración. Haz entre dos y cuatro respiraciones por la nariz, profundas y largas, dejando libres tus pulmones y también llenándolos por completo.

Los tres ejercicios que vas a leer a continuación comienzan siempre del mismo modo: sentado en una postura cómoda sobre una alfombra o cojín y con consciencia de tu respiración.

Primer ejercicio de Tantra para la abundancia

Una vez has hecho las respiraciones y coloca las manos a la altura de tu esternón, pero sin tocarlo. Esconde los pulgares en la palma y con las palmas hacia arriba junta el meñique con el meñique. Como si se dieran un ligero golpe… a continuación, cámbialas de posición y sitúalas con las palmas hacia abajo y haz que ahora sean los índices los que choquen.

¿Lo tienes? es muy sencillo.

Ahora que sabes efectuar el movimiento debes conocer el mantra que vamos a recitar: har. El cual habla de la semilla, el flujo y la conclusión. Es decir, es el mantra total de la creación. Así conectamos con la madre tierra.

Pero, ¿cómo? Cierra los ojos e inspira profundamente antes de comenzar. Con los ojos cerrados junta tus índices y pronuncia har, acto seguido cambia la posición de las palmas y une los meñiques pronunciando har de nuevo. A continuación, sigue con los índices, luego los meñiques… y así, entre 20 y 30 veces, con las que tú te sientas cómodo.

Cuando hagas la pausa, vuelve a tomar aire profundamente, llena tus pulmones manteniendo las palmas hacia arriba e imagina cómo la energía kundalini crece desde tu perineo, sube por tu columna y llega a tu coronilla. Cuando hayas terminado reposa y poco a poco exhala mientras deshaces la posición de las manos.

Quédate así unos segundos, consciente antes de comenzar a realizar el siguiente ejercicio.

Segundo ejercicio de Tantra para la abundancia

En el segundo ejercicio tienes que colocar el brazo derecho sobre el izquierdo, de nuevo ambos a la altura del esternón. Los brazos tienen que estar mirando al suelo, es decir las palmas de las manos apuntan hacia el suelo y el brazo derecho cubre por completo al brazo izquierdo. Se sitúa por encima.

Los codos quedan alineados y los brazos separados del pecho. Ahora, fíjate en tu respiración. Debes exhalar por completo todo el aire, mantén vacíos los pulmones menos de un segundo y comienza a inhalar durante 5 segundos, ahora mantén los pulmones llenos durante 5 segundos, finalmente exhala en 5 segundos.

¿Lo tienes? Hazlo el tiempo que consideres oportuno. Cinco o 10 minutos pueden ser suficientes.

Por último mantén el aire en el pecho y exhala mucho más lentamente para acabar. Cuando lo vayas haciendo deshaz también a medida que exhalas la posición de tus manos y déjalas donde te resulte más cómodo. En tu regazo, en las piernas…

Por otro lado debes saber que si en lugar de 5 segundos puedes hacer 10 o 15 sin sentirte agobiado mejor, es parte del propósito tener respiraciones largas y profundas.

Tercer ejercicio de Tantra para la abundancia

Coloca las manos  a la altura de tu esternón y una delante de la otra. Puede ir la derecha delante de la izquierda o al revés. Por ejemplo, con la palma de la mano derecha tocas la zona exterior de la mano izquierda o viceversa. Ambas están en la misma posición y una “tapa” a la otra. Por supuesto, al igual que en el ejercicio anterior los dedos deben estar estirados y unidos.

Ahora es el momento de comenzar con el movimiento: sube y baja las manos, cuando una sube la otra baja y luego al revés. Pero sin mucha distancia, una puede llegar a tu ombligo y la otra a tu barbilla aproximadamente. ¿Lo tienes?

Bien, a este ejercicio también debes añadirle un mantra un poco más complejo: Har Hare Hari Wahe Guru.

Mientras lo recitas de una forma lenta tus manos se tienen que mover arriba y abajo un poco más rápido que tu voz, de manera que en cada sílaba tengas al menos dos movimientos.

Hazlo el tiempo que consideres conveniente y poco a poco desciende el ritmo de las manos y también de la voz. Entonces, detente de nuevo con una mano sobre la otra, o sea, las dos a la misma altura.

Para acabar inhala profundamente y mantén tus pulmones llenos durante algunos segundos. Luego, exhala poco a poco y deshaz la posición de las manos, bájalas lentamente y déjalas donde lo sientas mejor.

Características de una persona tántrica

Una vez hayas realizado los ejercicios, probablemente te sientas más conectado a ti mismo, a tu interior, a la calma… y sentirás la abundancia que ya posees para que de ese modo se multiplique.

Para finalizar por completo, antes de realizar cualquier otra actividad, descansa unos minutos para integrar la experiencia y que el cambio no sea brusco.

Tantra en los diferentes países del mundo

Tantra en los diferentes países del mundo

Hoy en día se practica Tantra en multitud de países de Asia y de occidente. Cada vez se extiende más y sus enseñanzas llegan a personas más diferentes. Aunque en cada país y en cada región se entiende el Tantra de una forma diferente.

Al igual que otras técnicas y prácticas espirituales que han nacido en Asia, el Tantra se ha extendido por occidente en el último medio siglo de una forma súper rápida. Pero al igual que otras filosofías, religiones o prácticas, ha llegado a occidente muy cambiado y adaptado a lo que los occidentales entendemos por espiritualidad, realización y meditación.

Existen grandes diferencias que los grandes estudiosos del Tantra siempre señalan. El mayor ejemplo de esto es que en la actualidad cuando pensamos en Tantra, pensamos en sexo, pero esto no es así en todos los países.

La historia del Tantra a través de los países

El Tantra nació en una región de La India muy probablemente, en Cachemira. Desde ahí se fue extendiendo por diferentes zonas y países cercanos y así se ha mantenido durante algunos siglos. El cambio surgió cuando algunos occidentales durante principios del siglo XX extrajeron todos estos conocimientos y los llevaron a Europa y América.

Tantra Kriya Yoga, la respiración para el sexo
¿Dónde nace el Tantra?

Sin lugar a dudas, el Tantra nace cerca de La India, ya que las dos posibles historias de su nacimiento hacen alusión a esta zona. Por un lado, la tradición budista dice que el Tantra comenzó como una serie de escritos redactados por el propio Buda en La India. Por otro lado, hay quienes señalan que el Tantra ya existía en la religión Bon del Tíbet y en el Tao, en China. Muchos de ellos señalan que antes comenzó en la religión hinduista.

¿Cómo se extiende el Tantra a otros países?

Antes del siglo X el Tantra ya estaba extendido en diferentes países de Asia como La India, China, Nepal, El Tíbet y más. Así se mantuvo durante siglos, ganando importancia en algunos países y perdiéndola en otros. Por aquel entonces ya existían diferentes escuelas con pequeñas diferencias entre sí.

Fue en el siglo XIX, en la época del romanticismo y los nacionalismos, cuando vuelven a cobrar importancia las tradiciones, las costumbres y las creencias. Los románticos europeos buscan también en Asia interesados en gran parte por la cultura euroasiática. Es entonces cuando estas doctrinas comienzan a ser estudiadas por occidentales y viajan.

En el siglo XX parte de la cultura new age toma parte de este Tantra adaptándolo a los diferentes países y surgen nuevas perspectivas en torno a él.

¿En qué países se practica tantra?

Actualmente puedes encontrar cursos y escuelas de Tantra en casi cualquier país. Principalmente, se practica tantra en los países asiáticos cercanos a La India como Japón, China, Nepal, Corea… pero también en multitud de países europeos en los que esta práctica está ganando adeptos. Y por supuesto, en Australia y en algunos países de América del norte y del sur.

Todo lo que no sabes de Tantra

Todo lo que no sabes de Tantra

Historias, significados, creencias, orígenes, curiosidades…Tanto si ya lo conoces como si es la primera vez que oyes la palabra y quieres saber un poco más, aquí encontrarás una larga lista de todo lo que probáblemente no sepas del Tantra..
11 Cosas que no sabes acerca del Tantra

¿Sabías que el Tantra es anterior a muchas religiones hoy conocidas?, ¿sabías que el Tantra es una ciencia?, ¿conoces el significado de la palabra Tantra?, ¿sabes cómo dar un beso tántrico?

Si esto te interesa, mejor sigue leyendo, descubrirás todo lo que no sabes sobre el Tantra

El Tantra es más que sexo

La mayoría de los occidentales relacionan el Tantra con el sexo. Sin embargo, el Tantra es mucho más que sexo, solo una parte muy pequeña del Tantra se destina a él y esto es así porque el Tantra a diferencia de otros caminos espirituales no trata de anular el deseo o el instinto apasionado. Todo lo contrario, te enseñará a utilizarlo en tu beneficio propio.

El Tantra enseña a emplear la energía sexual para alcanzar una conciencia superior. Esta energía sexual no es lo mismo que la excitación, sino que es una energía que proviene del chakra raíz.

El significado de Tantra

Tantra significa teoría, sistema, contexto… aunque su significado literal puede ser malla o tejido. Por ello debes entender que malla, red o tejido se refiere precisamente a nuestro contexto. No obstante, la palabra Tantra proviene del sánscrito y por ello tiene por un lado, un significado etimológico en el que Tan significa expandir y Tra instrumento, por lo que Tantra sería un instrumento para la expansión.

Y por otro lado, la etimología interpretativa o nirukta, en el que este instrumento para la expansión habla de los 36 Tattvas y del ciclo del sufrimiento. Es decir, el Tantra es la herramienta para liberarnos del ciclo del sufrimiento.

Los niños pueden practicar Tantra

Los occidentales asociamos el Tantra al sexo y por ello creemos que el Tantra no es para niños. Pero esto no es cierto, el Tantra no es sexo, es un conjunto de prácticas relacionadas con la meditación, el despertar y la conciencia plena y nos ayuda a emjorar nuestra relación con el entorno y con nosotros mismos.

Por tanto, los niños pueden practicar Tantra aunque a un nivel diferente y mejorarán su atención, su autoestima, su capacidad cognitiva, etcétera.

Tantra para Niños
Hay experimentos que demuestran los beneficios del Tantra

Algo que no sabes del Tantra es que es una ciencia y gracias a una serie de experimentos se han demostrado sus beneficios para la salud.  

Por ejemplo, una investigación de 2015 realizada por el Laboratorio de Estudios del Estrés (Laabest) de la Universidad de San Pablo en Brasil evaluó cómo afectaba al estrés la práctica en un grupo de casi 30 voluntarios. Durante semanas los individuos practicaron Tantra y midieron sus niveles de cortisol en la saliva. En solo una semana el cortisol, o sea, el estrés se había reducido en un 45%. Además, había mejorado el bienestar psicológico y se había reducido la fatiga.

Existe el beso tántrico

Hay técnicas para dar un beso tántrico y el objetivo es liberar los chakras aprovechando la pasión y el deseo amoroso del beso.

Para hacerlo debes estar relajado y tus labios no pueden estar tensos, también la mandíbula y el resto de músculos faciales deben estar relajados. Solo así se puede dar un beso tántrico.

Por supuesto, antes es recomendable haber meditado con tu pareja y hacerlo en un momento de deseo sexual.

Poco a poco comprobarás que las emociones son mucho más intensas y que incluye un alto componente emocional y espiritual.

Existe la mirada tántrica

La mirada tántrica no es demasiado conocida y sin embargo, debes aprenderla cuanto antes pues te ayudará a llevar una vida tántrica más allá de las clases con tu profesor.

La mirada tántrica puede practicarse consiste en ampliar tu visión en horizontal todo lo que puedas, como si tratarás de ver más allá de 180º. Cuando lo haces durante varios minutos comprobarás cómo tu perspectiva y también tu estado mental ha cambiado.

El Tantra no es una religión

En el Tantra hay Dioses pero el Tantra no es una religión. ¿Cómo es esto posible?

El Tantra se afianza sobre hechos empíricos, son verificables, no son meras conjeturas. Por eso podemos hablar de el Tantra como una ciencia, pues a diferencia de las religiones, su esencia no se basa en creencias relacionadas con la divinidad.

Los Dioses son personajes que ayudan a dar vida  los conceptos y que ayudan a comprender mejor la filosofía que hay detrás del Tantra.

Tantraloka: todo lo que necesitas saber
Los conceptos son muy importantes

En el Tantra los conceptos son fundamentales. Por un lado, nos ayudará a nombrar partes de nuestro cuerpo de una forma más exacta, nos ayuda a conocer los canales de energía y todo lo que ocurrirá en nuestro cuerpo cuando practiquemos Tantra. El Tantra tiene su propio lenguaje y es necesario que conozcas algunas de las palabras para comunicarte mejor con tu profesor o tus compañeros. Algunas de estas pueden ser: chakras, kundalini, conciencia plena, asana, etcétera.

El Tantra es muy antiguo

Sí, el Tantra es muy antiguo y es difícil de conocer su origen. A diferencia de otras corrientes espirituales, las enseñanzas del Tantra no se escribieron hasta el siglo VI a.C. aproximadamente. Sin embargo, todo apunta a que muchas de sus técnicas son anteriores y eran practicadas por escuelas protohinduistas.

En este sentido el Tantra podría ser anterior al hinduismo y por supuesto es anterior al budismo, al cristianismo y al islam.

Cualquiera puede alcanzar la iluminación

Según el Tantra no importa cuanto tiempo lleves practicando Tantra ni lo experto que te creas en esta ciencia, la iluminación llegará cuando tenga que llegar. Puede ser alcanzada por un aprendiz que acaba de iniciarse o por una persona que se considere un maestro.

Por eso lo mejor es no tener prisa y aprender a practicar correctamente los ejercicios.

En el Tantra no tienes defectos

Así es, el Tantra acepta el mundo dual, donde hay bien y mal, pero se trata de trascenderlo y por ello debes dejar de relacionarte contigo mismo en base a características personales que consideres buenas o malas.

No tienes virtudes o defectos, sino más bien un carácter que además de que puede ser moldeado a tu antojo una vez tengas más conocimientos de Tantra, debes saber aprovechar. No se trata de limar aristas, sino de aceptarte como eres y valerte de ti mismo para alcanzar la consciencia plena.

5 errores que cometes en tus clases de Tantra

5 errores que cometes en tus clases de Tantra

¿Has comenzado a asistir a algún curso de Tantra? Estupendo, seguro que pronto descubres todo lo que el Tantra puede hacer por ti. Sin embargo, como cualquier aprendiz seguro que hay algunos errores de Tantra que estás cometiendo en tus clases y es crucial pararlos cuanto antes.

De ese modo podrás aprender más y mejor y aprovecharás al máximo cada clase de Tantra junto a tu maestro y tus compañeros.

5 Errores que no te ayudan a avanzar en Tantra

En el Tantra se pueden cometer algunos errores, especialmente cuando se está comenzando. Pueden ser errores más o menos graves y todos pueden solucionarse con la ayuda de un maestro.

Sin embargo, hay otros errores que puedes remediar por ti mismo y de los que puedes ser consciente sin que te lo diga el profesor. Por ejemplo, ¿estás realizando ejercicios molestos o levemente dolorosos?, ¿te frustras porque no avanzas tan rápido como te gustaría?, ¿no tienes confianza para hablar con tu profesor de todo lo que te gustaría?

Estos son los cinco errores que cometes en tus clases de Tantra y a los que puedes poner solución hoy.

Comparaciones

Las comparaciones son odiosas, no hay dicho más cierto. No es bueno que te compares con el resto de compañeros de tus clases de Tantra. Tienes que saber que cada persona es un mundo diferente y que lo que a ellos se les de peor, a ti se te puede dar mejor y viceversa. No busques modelos a seguir ni tampoco te culpes por no ser tan bueno como uno de ellos. Cada uno tiene sus pautas y su camino, no intentes vivir el camino del otro.

Ser demasiado estricto

No seas demasiado estricto contigo mismo. Los inicios son difíciles, y en el Tantra lo son especialmente, como lo son en cualquier inicio de un camino espiritual. El Tantra lo trastoca todo aunque ahora no lo veas y tu perspectiva cambiará, por eso es importante que no te exijas y que disfrutes del camino, de lo contrario, se hará duro.

Querer avanzar demasiado rápido

Este punto tiene que ver con el anterior. Pero una máxima del tantra es que no hay alumnos más avanzados que otros, porque no hay alumnos más cerca de la iluminación que otros. Hay alumnos que han alcanzado la consciencia plena y otros que no, simplemente. Y los  que lo han hecho ya son grandes maestros de Tantra.

Por eso no te esfuerces en avanzar rápido, no quieras practicar los ejercicios más complejos de Tantra cuanto antes, ello no te beneficiará, te perjudicará y es uno de los errores del Tantra. Y es que cualquier ejercicio o meditación es válido para acercarte al objetivo.

Llevar tu cuerpo al límite

Otro de los errores del Tantra es el de llevar el cuerpo al límite. Por suerte, en clase estás con un profesor y lo más probable es que llevéis un buen ritmo y no realices ejercicios para los que no estás preparado. Por eso, no trates de avanzar por cuenta propia en casa salvo que el profesor te lo recomiende.

No ser sincero contigo mismo

En el Tantra más que en ninguna otra práctica o vía espiritual tienes que ser sincero contigo mismo. Si ves que algo te cuesta, te resulta incómodo o no lo comprendes bien, no tengas miedo en sincerarte contigo. Y por supuesto, si tienes la suficiente confianza, díselo a tu profesor, podrá ayudarte.