Los 7 beneficios del Tantra y del sexo tántrico

Los 7 beneficios del Tantra y del sexo tántrico

¿Conoces los beneficios del Tantra? Son inagotables, cuanto más practiques el Tantra, más beneficios hallarás. Es muy común que al principio solo encuentres beneficios para tu vida cotidiana y será cuando te adentres un poco más en la sabiduría tántrica, cuando explotes todo tu potencial.

Comprenderás a tu mente, a tu cuerpo y a tu espiritualidad como un uno sagrado que se manifiesta, como parte de ese Todo no dual. Pero antes… sensación de seguridad en ti mismo/a, mayor flujo de energía, activación sexual, generosidad, proactividad, humildad, mayor concentración…Beneficios del Tantra que te ayudarán en casa y en el trabajo.

Beneficios del Tantra individual
Curso Tantra Online | El Arte de Amar-Te

En occidente pensamos en Tantra y pensamos en sexo, un grave error. Esto es así porque el Tantra es una doctrina que permite la sexualidad y además la alienta como vía para alcanzar la iluminación. Una gran diferencia con otras doctrinas. Sin embargo, solo un pequeño porcentaje del Tantra es sexo, el resto es lo que podríamos llamar Tantra Blanco o Tantra Individual, y estas son sus ventajas.

1 – Más Concentración

Si comienzas a practicar el Tantra y nunca habías realizado ningún tipo de práctica meditativa, seguro que te sorprendes. Los primeros días te costará más de lo que imaginas poner la mente en blanco, será exasperante, pero pronto comenzarás a notar tu rápido avance. A partir de ahí, tu aprendizaje será exponencial y en poco tiempo dejar la mente vacía será sencillo. Esto repercutirá en tu concentración en todas las áreas.

Por ejemplo, te resultará más fácil concentrarte en una sola tarea, una virtud muy necesaria hoy día, que estamos siendo bombardeados por diferentes mensajes de forma constante. Te beneficiará en el trabajo, te beneficiará en las tareas del hogar, incluso la gente te dirá que te has vuelto mejor conversador, cuando lo cierto es que eres mejor oyente.

2 – La Confianza

Este beneficio del Tantra tardará algo más en aparecer. También depende de ti, de si ya eres una persona segura de ti misma o no.

Adquirimos mayor confianza y seguridad cuando superamos algo que nos oponía resistencia. Esta especie de felicidad contigo mismo/a la tendrás al superar algunas de las técnicas y prácticas del Tantra, al comprobar lo rápido que avanzas, y sobre todo, lo feliz que te sientes por ello.

Verás de todo lo que eres capaz y en cambio a la vez que te superas, tu mirada ante la vida será más humilde, serás más paciente con quienes aún no han visto lo mismo que tú, ante quienes no han comprendido a lo que tú te comienzas a acercar. Irradiarás una personalidad más magnética y bondadosa.

3 – Paz mental

Esto es lo más complejo, pero es el beneficio del Tantra que precede a la no – dualidad. Muchos necesitan años para alcanzar verdadera paz mental, otros, de forma inesperada, lo logran mucho antes. Por ello en el Tantra no se considera más a quien lleva más años practicando.

¿Qué es la paz mental? Difícil de explicar…

Es un conjunto de sensaciones que se van ampliando y acaban por copar tu vida. Por ejemplo, comenzarás a ser una persona espontánea, será difícil que no perdones o que no comprendas a las personas de tu entorno de las que antes te sentías tan distante. También comenzarás a alejarte de multitud de convenciones sociales, no sentirás ataduras a ciertas personas que no te enriquecen, no tendrás la necesidad tampoco de combatir o de pelear. Te alejarás de placeres momentáneos y no te frustrarás por aquellas metas que no logres alcanzar pues verás el lado bueno en cualquier lugar. Son muchas sensaciones que cuando se dan a la vez y de forma sostenida, se puede llamar paz mental.

4 – El primer beneficio del Tantra: Autoconocimiento

Sin duda, este es el primer beneficio del Tantra que podrás adquirir en apenas tres o cuatro clases. El autoconocimiento del cuerpo en primer lugar. Entrarás en contacto con músculos y sensaciones físicas que desconocías, esto es más importante de lo que imaginas.

Te llevará a un mayor conocimiento de tu persona como mente – cuerpo. Comprenderás procesos psicosomáticos y te leerás mejor.

Posteriormente llega un entendimiento de uno mismo como manifestación del Uno, como parte del Todo, que no es conjunto, sino algo diferente…

Beneficios del sexo tántrico
Laboratorio Tántrico | Curso Tantra Madrid

La mayoría cuando busca los beneficios del Tantra se refiere realmente a los beneficios de practicar sexo tántrico. Pero lo cierto es que no hay una lista de beneficios, porque si realmente comienzas a practicar el Tantra como una doctrina sagrada, todo el sexo será diferente. Si tu vida cambia, ¿cómo no va a cambiar el sexo o la relación con tu pareja?

Pero si buscas algunos beneficios rápido consecuencia de cambiar las posturas, la respiración o de ser más consciente de tu energía sexual sin un fin mayor que el placer, estos son los beneficios más directos que puedes encontrar:

5 – El despertar de tu energía sexual

En occidente separamos la sexualidad de otras esferas de nuestra vida y creemos que esa carga sexual que llevamos con nosotros no va más allá de la cama. Pero nada más alejado de la realidad.

Con algunas prácticas de Tantra Rojo notarás como se activa, o mejor dicho, se despierta tu energía primordial, tu energía vital, sexual… también llamada Kundalini. Esta energía situada cerca de nuestros genitales nos hace, entre otras, caminar más deprisa, estar más despiertos, activos, concentrados en lo que hacemos.

6 – Orgasmos más intensos

Por supuesto, tendremos orgasmos más intensos, que es lo que la mayoría busca en los beneficios del Tantra. Pero esto variará si eres hombre o mujer. En el caso de los hombres, sus orgasmos serán radicalmente diferentes. Más parecidos a los de las mujeres, pues serán orgasmos más expansivos y no centrados en la genitalidad.

En el caso de las mujeres, el objetivo es que los orgasmos se alarguen hasta límites insospechados, o bien, que aparezcan los multi orgasmos.

7 – Conexión con tu pareja

Y como no podía ser de otra forma, entre los beneficios del Tantra sexual, se encuentra la conexión con la pareja.

Las respiraciones, la mirada, avivar los sentidos… estas son algunas de las primeras prácticas para tener mejores relaciones. Son sencillas y se basan en mejorar la relación con tu pareja, en sentiros dos cuerpos unidos que ya no están separados, sino que son uno en su energía sexual. Notarás más empatía, casi como una especie de telepatía sexual y por supuesto, esto repercutirá en el placer. Tu amante será más sensual y de repente, será capaz de adivinar todos tus deseos casi antes que tú.

Masaje Yoni: qué es y cómo hacerlo

Masaje Yoni: qué es y cómo hacerlo

Yoni significa fuente de vida o espacio sagrado en sánscrito y hace alusión a la vagina. El masaje de Yoni es, por tanto, un masaje que se le hace a la zona genital de la mujer. Puede hacerlo ella sola o su pareja, aunque lo más recomendable es que la primera vez la guíe un especialista.  

¿Qué es el Yoni en Tantra?

La definición no está clara, Yoni hace referencia a la genitalidad femenina en general. Podemos usarlo para referirnos al útero, a la vagina o a la vulva. De hecho, el masaje del Yoni puede incluir estas dos últimas.

Otras posibles acepciones son semilla, fuente, receptáculo o nido. Y por supuesto, es entendido como símbolo de la energía de procreación femenina.

Beneficios de hacer un masaje Yoni

Hacer un masaje Yoni requiere de tiempo  y también conocimientos básicos de respiración. Te ayuda a mejorar el nivel de autoconocimiento, autoestima, vínculos emocionales, placer y espiritualidad. 

Beneficios:

  • Mejores orgasmos: Lo primero que tienes que tener claro, es que el objetivo del masaje del yoni no es el orgasmo, es una consecuencia natural. No hay que evitar el orgasmo ni buscarlo. No obstante, cuando los experimentes durante el masaje serán más placenteros y duraderos y a la larga, si realizas el masaje con frecuencia, se volverán más expandidos.
  • Elimina los dolores menstruales y durante las relaciones: Masajea la zona pélvica y ayuda a reducir algunos dolores que sienten las mujeres durante la penetración o durante el sangrado.
  • Sube la libido: Conocerás todo el placer que puedes despertar. Esto acrecentará tus ganas de seguir experimentando.
  • Mejora el vínculo con la pareja: os ayudará a descubriros juntos.

«Conocimiento del cuerpo: probablemente encuentres pequeños placeres alojados en rincones de tu vulva, que no imaginabas.»

Cómo hacer un masaje Yoni

Hacer un masaje yoni no es tan difícil como podrías creer. De hecho, seguro que cuando te masturbas realizas algunos movimientos muy parecidos.

¿Qué es un masaje Yoni y para qué sirve?
El masaje yoni es una práctica antigua que ayuda a las mujeres a retornar a un equilibrio y sanar emociones, además de conectarlas con su sexualidad y su energía femenina.

Cómo hacer un masaje Yoni

Hacerlo paso a paso

En primer lugar, busca un sitio tranquilo donde estés sola o con tu pareja. Puedes poner incienso, velas, música… y comprar algún aceite para masajes: fundamental. A mí personalmente me gusta el aceite de coco orgánico, va fenomenal para las zonas más íntimas.

En primer lugar tú o tu pareja masajead el vientre con las manos, por la zona del bajo vientre hasta las costillas y luego poco a poco hacia arriba, hasta llegar a los senos. Es importante no acariciar con fuerza ni con demasiada ligereza. Un punto medio. Se pueden estimular los pezones hasta que queden erectos.

El tiempo lo marcas tú, debe ser el suficiente como para que te sientas excitada pero a la vez, relajada y tranquila. Acompaña siempre el proceso con respiraciones lentas de Tantra

A continuación tú misma (o tu pareja) debes  bajar hasta la vulva y abrazarla con la palma de tu mano, tratando de cubrirla por entero. Mantente así un tiempo y aprieta ligeramente tu mano mientas comienzas a moverla en círculos. 

Tienes que comenzar a notar las yemas de tus dedos y acercarlos al clítoris, pero sin tocarlo directamente. Masajea también los labios externos e internos, ve de unos a otros y vuelve al clítoris haciendo círculos concéntricos, hacia dentro cuando estés lejos y hacia fuera cuando estés llegando.

Luego, coloca un dedo a cada lado de tu clítoris y muévelos hacia arriba y hacia abajo para ocultarlo y destaparlo de su capuchón. Luego haz este mismo movimiento con toda tu vulva, ve con tus dedos desde tu clítoris a la abertura de la vagina y silo deseas penétrate hasta estimular tu punto G.

El final

Luego, vuelve a estimular tu clítoris en círculos como al principio hacia arriba y hacia abajo. Puedes detenerte durante el orgasmo, llegue o no llegue, lo importante es que alcances un punto de excitación diferente. De quietud y paz mental en máxima conexión con todo tu cuerpo.

Esto puedes realizarlo tantas veces como desees. Y recuerda, que el masaje yoni no es ningún tipo de preliminar, sino una práctica sexual en sí misma, la finalidad no es otra que el propio masaje yoni. A su vez puede der muy sanador.

Masaje Lingam: qué es y cómo hacerlo

Masaje Lingam: qué es y cómo hacerlo

El masaje lingam es el masaje del pene, o mejor dicho de toda la zona genital masculina, por lo que también incluye el escroto, los testículos y el perineo. Aunque pudiera parecer que el objetivo último es el placer, en realidad tiene un propósito mucho más elevado, el autoconocimiento, la sanación y el vínculo con la pareja en su caso.

Debe ser comprendido como una forma diferente y más pausada de masturbación Su objetivo no es el orgasmo o la eyaculación. Al mismo tiempo, tampoco la pares si llega. Aunque en el Tantra en muchas ocasiones se evita la eyaculación masculina, para que la energía no se vaya del cuerpo, evitarla de forma muy persistente no es del todo recomendable.

Historia del Lingam

Hay una historia curiosa acerca del Lingam. El Dios Shiva a quien asociamos el Lingam, decidió ir al bosque de Deodora a visitar a unos místicos que lo adoraban. Entonces, comenzó a bailar desnudo delante de ellos mientras realizaba movimientos sensuales y excitaba a las hijas de esta tribu de sabios.

Ellos, incapaces de reconocer al Dios, encolerizaron y pidieron que su pene cayera del cuerpo. Y esto ocurrió, después de lo cual una columna de luz arrasó la tierra y los campos ardieron.

Estos sabios a pesar de haber estado meditando y ayunando se dejaron llevar por lo superfluo y demostraron no estar por encima de lo mundano. Le pidieron ayuda a Brahma y este mandó a la Diosa Parvati en forma de vagina para capturar al falo divino.

Beneficios del masaje Lingam

El beneficio no es el orgasmo que probablemente alcanzarás si lo realizas, sino todas las sensaciones nuevas que descubrirás. Además de animarte a tocar zonas erógenas que quizá nunca antes habías probado.

Esto mejorará la conexión con la pareja, la percepción del propio cuerpo y te ayudará a liberarte de barreras y tabúes, un requisito del Tantra.

Cómo hacer un masaje Lingam paso a paso

En primer lugar busca un sitio tranquilo, incluye música relajante y velas o incienso. Puedes hacerlo tú solo o con ayuda de tu pareja.

Estimulación previa

Primero, túmbate boca arriba y puedes incluir una almohada pequeña debajo del culo, de forma que tus genitales queden más expuestos. Relájate y lleva una respiración lenta y profunda.

Tú o tu pareja podéis comenzar a masajear los muslos, las ingles y bajo vientre para después acercarte a la zona del pene.

Estimulación del Lingam hacia arriba

Ahora sí, lleva la palma de tu mano hacia tu pene que debe estar aún en reposo. La otra, debes llevarla a la zona de los testículos. Entonces con ambas haz movimientos hacia arriba presionando con la palma de la mano, pero tampoco en exceso. 

Sube las manos hacia arriba y sin apretar vuelve a bajarlas para hacer el mismo movimiento. Los movimientos ascendentes deben llevar el mismo ritmo en el masaje lingam.

También puedes colocar los pulgares sobre el glande mientras abrazas el lingam con las manos puedes masajear suavemente con los pulgares y bajar hasta los testículos con las manos abrazadas al lingam.

Hay más movimientos que te podría contar, aunque lo mejor es que explores por ti mismo o tu pareja nuevos movimientos y formas de masaje lingam.

El perineo y punto sagrado

Tras esto, puedes acercar más los dedos de la mano que se encuentran en los testículos, al perineo. Allí se encuentran muchas tensiones, por lo que es recomendable realizar un pequeño masaje hasta que notes como se libera la energía. Con la otra mano puedes seguir masajeando el lingam o pene.

Luego, si te sientes preparado puedes introducir tus dedos (o tu pareja) o algún juguete sexual en el ano y buscar el punto sagrado (punto P), donde se encuentra la próstata. Este masaje junto con el del Lingam, provocarán una sensación verdaderamente placentera que se expandirá por todo tu cuerpo. Aunque con el primer masaje en una primera sesión, es más que suficiente.

7 Ejercicios de Tantra esenciales

7 Ejercicios de Tantra esenciales

Los ejercicios de Tantra que leerás a continuación están enfocados en principiantes, son individuales pero se pueden practicar en pareja. Aquellos que lleven más años practicando el Tantra también podrán encontrarles beneficios, pues muchas veces se olvidan los ejercicios más básicos y dejamos de practicarlos.

Los 7 Ejercicios de Tantra que te invito a conocer

Debes saber, que aquí no encontrarás ejercicios de Tantra para mujeres o ejercicios de Tantra para hombres, todos valen para ambos sexos. El primer ejercicio de Tantra te ayuda con tu mirada, será un cambio radical y es uno de los primeros que debes aprender, junto con las técnicas más básicas de respiración.

Los segundos, son ejercicios de Tantra Yoga y los terceros te ayudarán a canalizar tu energía sexual. Recuerda que la energía sexual es la energía vital. Te puede ayudar a estar más activo y creativo sexualmente pero también en otras facetas de tu vida.

La mirada tántrica

Cuando miramos en nuestro día a día, recibimos información del entorno y de los otros, y en consecuencia emitimos juicios. La mirada ayuda a que nuestra mente siga recogiendo más y más información y no se calle nunca. 

Por ello, la mirada tántrica trata de observar sin enjuiciar, amplía su visión y como colapsada por el exceso de datos, no te deja pensar, te abre el corazón. 

Para practicarla una buena forma de comenzar es que extiendas tus brazos al frente y levantes tus pulgares, estos deben quedar a la altura de los ojos. Mantén la vista en ellos y ve abriendo los brazos sin perder los pulgares de vista. Una vez ocurra, bájalos y vuelve a empezar, esto te dará una mirada periférica para ver lo que normalmente no vemos, así das un “extra” de información al cerebro, que la bloquea. 

Ejercicios de Tantra Yoga individuales

A continuación, ejercicios de Tantra Yoga individuales, que por supuesto, puedes realizar junto a tu pareja.

  • Siéntate en postura de meditación, colocando la pierna izquierda pegada a tu cuerpo y luego la derecha. Tus palmas abiertas sobre las rodillas y cierra los ojos. Inhala y exhala lento por la nariz. Toma consciencia de tu respiración. Pasados unos minutos, coloca las manos como sujetando las rodillas e inhala inclinándote hacia adelante y exhala inclinándote hacia atrás.  Hazlo con más fuerza que antes, oyendo tu respiración mientras aumentas la velocidad. Para finalizar, quédate en quietud e inhala con fuerza, retén la respiración apretando tu suelo pélvico y luego suelta.

 

  • Mantente en la postura anterior. Ahora, con tu mano derecha sujeta tu pierna derecha y con la mano izquierda sujeta el empeine del pie derecho. Luego, mueve la cadera hacia delante y hacia atrás, elevando las nalgas ligeramente y volviendo a sentarte. Esto hazlo rápido y acompañando la respiración. Luego, al igual que en el ejercicio anterior, detente para inhalar y contraer tus músculos y luego exhala todo lo que puedas. Siempre es bueno que al exhalar visualices cómo se van tus preocupaciones, malos pensamientos, tensiones y dolores físicos.

 

  • Ahora, abre los brazos todo lo que puedas y súbelos ligeramente, que queden por encima de tu cabeza. Las manos deben cerrarse en un puño y dejar los pulgares hacia arriba. Ahora, inhala y exhala de una forma corta y rápida, por cada inhalación no debe pasar más de un segundo. Igual con la exhalación.

 

  • Sigues en la misma postura, pon tu mano derecha sobre tu hombro derecho y tu mano izquierda sobre tu hombro izquierdo. Esto hazlo teniendo los brazos elevados, los codos a la misma altura que los hombros. 

 

  • Lleva tu tronco hacia el lado izquierdo e inhala, luego hacia el derecho y exhala. Esto hazlo primero despacio y luego ve cogiendo velocidad hasta que te sientas cómodo. Para finalizar, acaba con una inhalación y exhalación profunda.

Hasta aquí los ejercicios de Tantra Yoga.

Ejercicios de Tantra para estar activo

A continuación, dos ejercicios para despertar tu energía kundalini. Son buenos ejercicios de Tantra para parejas, pues despertarán la energía sexual. Es un buen inicio si queréis volver a encender la llama de la pasión. 

También, son ejercicios adecuados para encarar la vida con mayor actividad y energía. Son técnicas que te ayudarán a la hora de tomar la iniciativa, ser proactivo o ver todo desde una perspectiva positiva. Te beneficiarán en el trabajo y también en el entorno personal.  

  • Ejercicio de vibración: En primer lugar, ponte de pie sobre tu esterilla de yoga, pon los pies bajo las caderas y flexiona las rodillas un poco. Y ahora avanza y retrocede las rodillas sin estirar las piernas del todo. Mueve solo las rodillas y verás como todo tu cuerpo vibra. Mientras lo haces suelta tus brazos, tus caderas, deja de apretar las mandíbulas, las manos…suelta todo. Mientras o haces inhala por la nariz y exhala por la boca, la exhalación debe ser un poco más prolongada.
  • Alas de mariposa: Ahora siéntate sobre la esterilla o cojín de meditación y une las plantas de los pies y lleva los talones lo máximo posible a la zona genital. Para ayudarte, con tus manos coge tus pies o tobillos y llévalos hacia a ti. Ahora, trata de enderezar tu columna, y mantén tu rostro mirando al frente. Ahora, intenta bajar poco a poco tus rodillas hacia el suelo. Pasados unos minutos, sube y baja tus rodillas, hazlo cada vez más rápido y verás cómo notas la zona de los abductores. Mientras lo haces inhala y exhala por la nariz de una forma muy lenta. Finalmente, trata de dejar suelta tu cabeza, tu cuello y tus mandíbulas, deja a la energía circular y sentirás la vibración por todo tu cuerpo.

Ya conoces los principales ejercicios de Tantra y Tantra Yoga, puedes practicarlos solo o en pareja. Recuerda que aunque estés cerca de convertirte en un maestro de Tantra, nunca hay que olvidar las técnicas más elementales y hay que seguir practicándolas en el día a día.

Dakshina marga o sendero de la mano derecha

Dakshina marga o sendero de la mano derecha

El Dakshina Marga o sendero de la mano derecha es una de las dos formas que hay de practicar el Tantra. Esta es la más ortodoxa y la que desde hace milenios siguen la mayor parte de escuelas de Tantra.

Si quieres saber cuáles son sus características, qué la diferencia del sendero de la mano izquierda, y sobre todo, cuál te conviene más a ti, sigue leyendo.

¿Qué es el Dakshina Marga?

El Dakshina Marga jamás se involucra en prácticas heterodoxas. Es la vía de los más cautos, de los más conservadores y por tanto, hasta hace nada y probablemente ahora también, es la vía con mayor número de adeptos.

A menudo, quienes son practicantes del tantrismo por esta vía, ven el sendero de la mano izquierda como una opción inadecuada o menos pura. Pues la segunda puede parecer a veces centrada en los placeres carnales y en el hedonismo.

¿Cuáles son las características del sendero de la mano derecha?

Lo que caracteriza a Dakshina Marga o al sendero de la mano derecha es:

  • La devoción a los Dioses
  • La austeridad
  • La pureza

En ocasiones la castidad

  • El retiro ocasional o permanente
  • La lectura de textos sagrados 
  • La progresión hasta la iluminación

Como puedes ver, es la vertiente más ortodoxa del tantrismo. No obstante, en él caben todo tipo de prácticas beneficiosas para el día a día y que tienen como fin alcanzar un estado de consciencia superior.

El tantrismo dakshina cree que es posible llegar a la consciencia plena a través de la práctica del Tantra pero de forma progresiva. Además, señala que es conveniente llevar una vida austera y casta a pesar de estar rodeado de una rutina que es todo lo contrario.

Dakshina Marga vs. Vama Marga

Dakshina Marga y Vama Marga se diferencian en algo básico, la sexualidad o mejor dicho, el uso que hacen de esta.

Dakshina marga cree que no debe usarse la sexualidad para lograr la iluminación, de hecho, entre recomendarla y prohibirla se decanta más por lo segundo.

Todo cambió siglos después cuando algunos yoguis se dieron cuenta de cómo el sexo y el placer podían ayudar al ser humano a alcanzar un punto más elevado. Por supuesto, esta sexualidad debía perseguir también la no dualidad, la conciencia de que el yo y el otro es lo mismo, que no hay separación entre nosotros y el universo. Y decidieron que el sexo podía ser una de las formas, junto con el alcohol, algunos tipos de drogas o practicas extremas. 

Otra gran diferencia es que el sendero de la mano derecha cree que la iluminación no puede alcanzarse de forma instantánea, lo basan en el esfuerzo y la persistencia. En cambio, Vama Marga cree que es algo más espontáneo que progresivo. 

Finalmente, aunque Vama Marga nace después, ya en el momento en el que aparecen los primeros escritos aparece Vama Marga. Tanto es así que hay multitud de tantristas shivaitas que practican esta vía. 

Cómo hacer la respiración tántrica

Cómo hacer la respiración tántrica

La respiración tántrica es la base del Tantra. De hecho, la respiración es la base de casi cualquier doctrina, práctica o filosofía oriental. Controlar y conocer nuestra respiración nos ayuda a meditar y a realizar las técnicas necesarias para alcanzar la iluminación.

A muchas personas puede sorprenderle el hecho de que tengamos que aprender a respirar. Creemos que es algo innato e inalterable, cuando lo cierto es que nuestra respiración cambia constantemente incluso en una misma persona. Y por supuesto, no todas las personas respiran del mismo modo.

Conocer tu forma de respirar puede ayudarte a conocerte mejor y a practicar con mayor calma y efectividad las dinámicas y posturas del Tantra.

A continuación, descubrirás por qué es tan importante la respiración tántrica, cómo respiras en tu día a día y todos los problemas de respiración que arrastramos desde que somos niños. Finalmente, podrás conocer diferentes respiraciones tántricas que te favorecerán a la hora de practicar la meditación o el sexo tántrico, entre otras.

Por qué es necesaria la respiración tántrica

Desde que nacemos comenzamos a sentarnos, tumbarnos y andar en posturas perjudiciales. Si te fijas a tu alrededor, es fácil encontrar a personas cabizbajas, encorvadas, con los hombros caídos o demasiado altos. También hay personas que tienden a apoyar todo el peso en una sola pierna o lado del cuerpo. Todos estos hábitos son perjudiciales, pues desequilibran al cuerpo y además, favorecen una respiración limitada.

La respiración es algo muy personal, en cada uno ocurre de una forma diferente y puede revelarnos mucho.

A grandes rasgos, hay dos respiraciones. Una, la que viene desde el abdomen, es profunda y llega a todo el cuerpo, puedes notarla casi recorrer desde tu bajo vientre hasta tu boca.

La consecuencia es una voz profunda y segura capaz de proyectarse a distancia. Y anímicamente los sujetos que respiran desde el diafragma sufren menos estrés y ansiedad y son capaces de estar en calma durante más tiempo.

Por contra, existe la respiración débil o corta, que parece venir solo de la garganta. En ella cogemos menos aire y en consecuencia tenemos menos capacidad sensorial. La respiración no recorre nuestro cuerpo y nos aleja de él. Es como un querer escapar del cuerpo y la emoción.

Esto es fácil de entender si lo piensas, pues cuando estamos disgustados, enfadados o tristes, nuestra respiración se hace más tensa, nuestra voz se  apaga o tenemos dificultades incluso para hablar sin que se entrecorte la voz, sentimos que la respiración queda en nuestro pecho o casi que no podemos tomarla con facilidad.

Cambia tu vida

Por todo esto, saber cómo respiramos y DÓNDE provoca un cambio automático en el cuerpo, es el primer paso para lograr la calma y el autoconocimiento. Aprender a usar la respiración a nuestro favor es imprescindible.

Asimismo, si practicas con continuidad una respiración efectiva que te ayude a estar en paz y consciente, finalmente esta respiración irá apareciendo y sustituyendo a la anterior sin que te des cuenta y cambiando radicalmente tu vida.

Qué es la Respiración Tántrica

Controlar tu respiración y saber manejarla es dirigirte a ti misma en la vida. Si no controlas tu respiración, la cual es causante de estados emocionales y mentales, no te controlas a ti misma. En consecuencia, sin una respiración controlada no hay Tantra. Es imposible, por eso este es el primer paso. Yo tuve un maestro que decía “hacer tantra sin una respiración correcta es como tratar de hacer un cocido sin encender el fuego“, estoy totalmente de acuerdo.

Los ejercicios de respiración en el Tantra son llamados Pranayama y su significado puede traducirse como energía contenida en la respiración.

Dado que el Tantra busca canalizar y manejar la energía, necesitamos por tanto hacer lo mismo con la respiración.

La definición de respiración tántrica sería por tanto aquella que es controlada y guiada para llevarnos a estados más elevados de consciencia, de calma y no-mente. Esta puede ser de formas muy variadas.

Ejercicio básico de respiración

En primer lugar busca un lugar cómodo. Te puedes sentar o tumbar boca arriba y debes dejar las mandíbulas relajadas, sin tensión con algo de espacio en tus dientes. Luego cierra los ojos o fija la mirada en algún punto que no te distraiga.

Lo primero es percibir tu propia respiración. Presta atención a cómo inhalas, cómo las aletas de la nariz se hinchan levemente y luego cómo exhalas y expulsas el aire mientras tu abdomen baja, puedes verlo o incluso poner las manos en este para notarlo más.

Una vez conozcas tu respiración, debes llevar el aire hasta lo más profundo, hacia tu interior. Visualiza un punto interno y lleva tu aire hasta él. Cuando lo hayas logrado y pasados unos minutos, ralentiza la respiración.

Para lograrlo, exhala el doble de tiempo que inhales. Un buen patrón es 4 segundos – 8 segundos. Inhala de forma lenta y profunda durante 4 segundos y luego exhala también lentamente durante 8 segundos.

Pronto notarás cómo se alivia la tensión y te vuelves más perceptiva/o. Si realizas este ejercicio a diario durante 5 o 10 minutos, comprobarás que comienza a aparecer de forma inconsciente.

Este es el ejercicio básico. Puedes emplearlo durante prácticas de Tantra y también durante tu vida diaria. Al despertar, antes de dormir o en situaciones que requieras manejar el estrés.

Respiraciones tántricas

A continuación, vamos a ver dos tipos de respiraciones que se utilizan en el Tantra, son aptas para principiantes.

Respiración tántrica lenta

La respiración tántrica lenta es semejante a la anterior. La respiración debe ser profunda y recorrer todo tu cuerpo. Es importante que en tu mente visualices un punto al cual intentarás llevar la energía de la respiración cuando inhales. Luego, la exhalación también debe ser lenta. Un consejo es que cuando inhales, tengas la cabeza ligéramente echada hacia atrás.

Esta respiración tántrica te ayudará a calmarte, a relajarte y a estar más conectado o conectada contigo. Es perfecta para el autoconocimiento y para aumentar la conexión en pareja. Además, con práctica, ayuda a ralentizar la eyaculación y a manejar la excitación.

Respiración tántrica rápida

Como puedes imaginar, en la respiración tántrica rápida, la inhalación y exhalación deben seguirse una a la otra de forma rápida. Ninguna puede durar mucho tiempo ni más segundos que la otra. La consecuencia de esta respiración es el aumento de energía, aunque no permanente, sino durante un tiempo determinado. Es una especie de sprint.

Es usada por las mujeres a la hora de llegar al orgasmo, pues lo facilita. Una buena técnica es que realices varias respiraciones muy cortas y rápidas, unas 10 o 20, según te sientas más cómoda. Hazlo en un momento cercano a alcanzar el clímax y cuando estés cerca de lograrlo, haz una respiración más profunda y alargada.