¿Quién puede hacer Tantra?

¿Quién puede hacer Tantra?

¿Quién puede hacer Tantra? En general el Tantra es practicado por los adultos, pero también es recomendable para ancianos y niños. Es igualmente beneficioso para hombres que para mujeres y… Especialmente interesante para personas con mucho estrés, preocupaciones, tensiones, problemas emocionales, físicos… Y para aquellos que también buscan una senda espiritual.

Es decir, que todo el mundo debería hacer Tantra. Practicado correctamente siempre es beneficioso y puede traernos felicidad a cada rincón de nuestra vida. Y es que el Tantra mejorará nuestra relación con nosotros mismos (a veces específicamente con la pareja, en el caso del Tantra Rojo) y en consecuencia con nuestro entorno.

Todas las personas pueden hacer Tantra

Todas las personas pueden hacer tantra y extraer numerosas ventajas. Es un aprendizaje que en cada paso te ofrecerá herramientas para mejorar en tu día a día. Experimentarás un crecimiento psicológico y espiritual.

Personas Mayores

Las personas mayores a menudo tienen más inconvenientes en probar actividades nuevas. Pero si se animan a probar el Tantra, quedarán encantadas. El Tantra mejora la circulación, la flexibilidad, te ayuda a canalizar la energía, puede eliminar dolencias. Y además, puede proporcionar seguridad y protección en los últimos años de vida. 

El Tantra nos ayuda a conocernos y por tanto, a comprender muchas situaciones anteriores que creíamos irremediables.

Niños

El problema es que asociamos Tantra con sexo, y por ello creemos que es una actividad para adultos. Pero nada más lejos de la realidad, la parte sexual del tantra es muy pequeña y apenas tiene peso en el conjunto de la doctrina. 

El Tantra ayudará a los niños a mejorar su atención (atención plena), su persistencia en lograr objetivos, les ayudará a ser más resilientes y a conocerse a sí mismos. La consciencia está más dormida de lo que creemos. De hecho, en nuestras tareas cotidianas, actuamos como autómatas. Por ello, es importante ayudar a las personas desde que son jóvenes a ser conscientes. Vivir el instante…

Mujeres y hombres

El Tantra es tan beneficioso para hombres como para mujeres. La mayoría de clases y cursos son mixtos dado que no existen ejercicios que no sean recomendables para uno de los sexos.

Hombres y mujeres tienen las mismas herramientas para llegar a la iluminación. Y por supuesto, las mismas herramientas para beneficiarse de la actividad tántrica: mejora de la autoestima, mejora de la condición física, crecimiento espiritual, aumento de la energía sexual…

Personas con problemas de estrés

Si estás pasando un mal momento en tu vida, si sientes que no tienes paz mental y buscas un lugar en el que descansar… el Tantra es tu mejor opción.

Todas las personas que busquen quietud y bienestar deberían acercarse al Tantra. El motivo es que el Tantra nos anima a aceptar los conflictos. No a huir de ellos…

A menudo el estrés y la ansiedad aparecen por no querer enfrentarnos a los problemas, por querer huir de ellos o esperar que se resuelvan solos. A menudo, el motivo radica en que nos creemos incapaces de hacerle frente.

En este sentido el Tantra es muy beneficioso. Podrás ver cara a cara los problemas con una mejor equipación mental para que al asomarte a ellos no sientas vértigo o pavor.

Una vez hayas aprendido a aceptar el conflicto en tu vida, podrás desenvolverte con normalidad en ellos.

Y es que el Tantra a diferencia de otras vías espirituales, no quiere desechar nada de lo que somos. No busca limar nuestras aristas, todo lo contrario, nos ayuda a aceptarnos. No existen virtudes o debilidades, más bien hay características más apegadas a nosotros que otras y todas pueden usarse para mejorar en este mundo y en el espiritual.

Personas que quieran aumentar su autoconciencia

¿A veces sientes que no estás viviendo tu vida?, ¿qué algo de ti lleva las riendas pero no eres tú?, ¿crees que cada vez actúas más como un autómata? Si alguna de estas es sí, deberías practicar Tantra.

El Tantra te ayudará a ser consciente del instante, con algunos ejercicios muy sencillos como por ejemplo, la mirada tántrica.

De hecho, estudios recientes demuestran que habitualmente nos encontramos en un estado de conciencia dormida, y que solo actuamos por nuestro mecanismo percepción/acción, el cual tienen todos los seres vivos.

Pero para tomar decisiones adecuadas, llevar tu ritmo, enfocarte en las tareas o averiguar realmente cómo te sientes, debes ser consciente. 

La mayoría de los ejercicios de Tantra blanco te ayudarán en esta tarea. Al fin conectarás contigo mismo y podrás emprender una nueva marcha. 

Parejas que estén pasando por una crisis

Por supuesto que el sexo no lo es todo en una relación, pero la complicidad y la química sí. La actividad sexual es un simple termómetro que nos indica cómo está nuestra relación.

Al principio es normal que todo sea pasión, pero pasados unos años la actividad sexual debería descender y mantenerse. El problema llega cuando se vuelve inexistente.

En esta línea el Tantra y en concreto el Tantra rojo puede ayudar a recuperar una buena relación. Ayuda a todos los niveles, no solo en lo sexual.

Shiva & Shakti | Formación Neo Tantra
¿Cuándo debes practicar Tantra?

Sin lugar a dudas, te has visto reflejado en algunas de las anteriores menciones. ¿Significa esto que debes empezar a practicar Tantra de inmediato?

No, no lo tomes como una obligación, como un gimnasio o un psicólogo. No debes forzarte y acercarte al Tantra para que solucione tus problemas laborales, de autoestima, con tu pareja, o la hiperactividad de tus hijos.

No debes acercarte al Tantra de ese modo, sino desde la ilusión, la curiosidad y la pasión

Infórmate, habla con diferentes maestros/as, lee acerca del Tantra, pide recomendaciones, consejos… y si sientes que es para ti, entonces acércate a la escuela de Tantra y prueba.

Seguramente te entusiasmará todo lo que puedes aprender en pocos minutos y querrás seguir indagando y descubrir más de sus beneficios.

Tantra shivaita: todo lo que deberías saber

Tantra shivaita: todo lo que deberías saber

El Tantra Shivaita es una vía espiritual que se alcanza mediante la práctica, igual que todos los tipos de Tantra. Pero tiene una particularidad: es directa. En el Tantra Shivaita no hay una progresión, desde el primer día el objetivo es la no dualidad.

Es una vía prácticamente extinta. Y fue probablemente la primera en surgir, por ello también se le asocia con el nombre de cachemira, la región de La India en la que supuestamente nació el Tantra.

¿Qué es el Tantra Shivaita y en qué se diferencia?

El Tantra Shivaita es una forma de practicar el Tantra más directa y que bebe directamente de la tradición. Para acceder correctamente a ella tu maestro ha tenido que conocer y estudiar los textos antiguos, y será él o ella quien te guíe.

Otra gran diferencia con otros tipos de Tantra es que no se centra en el sexo, ni en los beneficios más mundanos que pueda tener la práctica del Tantra.

Desde el primer día el objetivo es la iluminación y no se considera más sabio a quien lleva más tiempo practicándolo. Después de una formación adecuada esta consciencia puede ser alcanzada por cualquier alumno aunque no tenga formación, conocimientos o práctica previa.

El manual del tantrismo shivaita

Según estas escrituras con la ayuda de un maestro Tantra iluminado, hay tres tipos de personas que pueden acercarse al Tantra con éxito (realmente, son todas).

• Pashu (animal): Estas personas son la mayoría de la población. Tienen pasatiempos mundanos y deseos bajos. Sienten envidia, rabia, orgullo, celos, etcétera. Según los escritos después de recibir la formación tántrica deberían comenzar a llevar un estilo de vida puro. El manual les invita a hacer un tantra no sexual y a adorar al Dios Shiva con gran devoción.

• Vira (héroe): Son personas que ya tienen un objetivo inquebrantable y el estado de conciencia en el que han entrado elimina todos los bajos instintos anteriores. Son capaces de mantener siempre la concentración. Pero guardan algo de arrogancia por sus logros.

• Divya (divino): Este es igual que el anterior, pero en lugar de arrogancia sus únicas emociones son la modestia y la dulzura.

A cada uno de ellos se les recomienda un cierto tipo de meditación tántrica para seguir avanzando.

Cómo practicarlo

Nadie sabe con exactitud cómo practicar el Tantra Shivaita si no se lo ha explicado su maestro. Sus prácticas no son demasiado diferentes a las de otros tipos de Tantra, lo más relevante es que aquí son guiadas, y cada persona tiene recomendadas unas según su evolución y carácter.

Los que hayan llegado a ser divyas, pueden elegir por sí mismos las prácticas, incluso pueden decidir abandonar el Tantra en un momento determinado.

Origen del Tantra Shivaita

Se dice que el tantra shivaita es el primero y que nace en la edad de bronce en la civilización que existía entonces en La India, la llamada civilización del valle del Indo. Este conocimiento se fue transmitiendo entre yoguis, entre maestros y aprendices y llegó a su máximo esplendor en el siglo VII d.C. Tras esto, siglo tras siglo el conocimiento y las prácticas fueron alejándose de la población. Por suerte, muchos conocimientos fueron plasmados en los Tantra Sutras.

¿Hay Dioses en el Tantra?

¿Hay Dioses en el Tantra?

El Tantra no es una religión, sin embargo, hay Dioses en el Tantra. Esto es debido a que el Tantra proviene de una religión, el hinduismo, y originalmente se servía de algunos de sus Dioses para explicar su funcionamiento.

De este modo los hinduistas y los primeros practicantes de Tantra entendían mejor las enseñanzas de los maestros y podían conectarlas con las deidades que ya conocían.

Por ejemplo, el ascenso o descenso de la energía, la conciencia plena, la energía sexual, los estados de la mente… Gracias a la personificación de un Dios o Diosa las enseñanzas del Tantra resultan más sencillas.

Asimismo, para los hinduistas esta explicación alcanza un orden superior, viene de arriba y de este modo se manifiesta en el plano terrenal. Es decir “como arriba es abajo”. Y por ello, aunque estas manifestaciones y experiencias que conocemos gracias al Tantra son materiales tienen un paralelismo en una realidad superior.

Pero para aquellos que se inician en el Tantra sin ser hinduistas o sin conocer a todo este panteón hindú, puede ser algo más complejo. Pero lo más aconsejable, es que los vayas conociendo.

Lo que tienes que saber

Los principales Dioses del Tantra son Shakti y Shiva. Y aunque en el hinduismo hay centenas de Dioses, la práctica del Tantra menciona sobre todo a estos dos.

El motivo es que el Tantra es un conjunto de técnicas, de ejercicios y de prácticas… es más una ciencia que una filosofía y por supuesto, no es una religión, sino que se asienta en una. Aunque también, muchos tantristas vienen del budismo.

El hecho de que el Tantra provenga de una religión conlleva que todos sus practicantes acaben encontrándose de un modo u otro con los Dioses. Por ejemplo, en los principales libros son mencionados habitualmente como en Vijñana Bhairava o Tantraloka, donde aparecen Shiva y su esposa. También es común que incluso los autores actuales hagan mención a ellos, por lo que conocerlos nunca está de más.

Además de Shakti y Shiva puedes encontrar mención a Kali, Jevashra, Parvati, Uma, Durga…

Historia de Shiva y Shakti en el Tantra

¿Debes conocerlos?

No es necesario que conozcas a los Dioses del Tantra. Puedes poner en práctica este conjunto de técnicas sin que sepas demasiado sobre sus deidades.

Sin embargo, es más que probable que en tu escuela o cursos de Tantra en algún momento mencionen a Shakti o a Shiva o que se refieran a ellos de otro modo.

Al igual que cualquier otra disciplina, el Tantra tiene su propio vocabulario. Aprenderlo te ayudará a crecer más rápidamente y además, si eres una persona curiosa, sin lugar a dudas te atraerá la historia de los Dioses del Tantra.

Por otro lado, si crees en la manifestación de la divinidad, o tienes alguna creencia, sin lugar a dudas, el conocimiento de Shiva y Shakti podrá ayudarte en tu crecimiento espiritual. Si has llegado al Tantra en busca de esta vía y de alcanzar la iluminación en un futuro próximo, tenlos presente.

¿Son importantes en el Tantra?

Es importante que sepas qué representa cada Dios o Diosa en el Tantra. De ese modo podrás avanzar más rápido y usar con propiedad algunos términos.

Además, comprenderás la compleja cosmogonía del hinduismo, te acercarás a sus mitos y leyendas y por supuesto, comprenderás el carácter sagrado de tu cuerpo.

No es lo mismo referirte a tu cuerpo mencionando su parte física: sus tendones, grasa, músculos, huesos o nombre médico, que nombrarlo como el lugar en el que habita un Dios o Diosa.

Conoce a los Dioses del Tantra

A continuación, los Dioses del Tantra y qué representan en la práctica cotidiana.

Shiva

En el hinduismo y en la práctica del Tantra hinduista Shiva representa la conciencia primordial, es la conciencia que en la mayoría de los seres está dormida.

Se encuentra en nuestro Sahastrara chakra o chakra corona. Para entender el Tantra debes comprender o imaginar que este Dios está situado en tu chakra corona, es decir, en la zona de tu coronilla, aún en tu cuerpo pero con intención de ascender.

Y que se encuentra dormido esperando que su amante lo despierte para poder unirse a ella.

Pero además, en la parte teórica, Shiva es también el maestro del Tantra. En diversos libros pueden encontrarse diálogos del Dios Shiva con su esposa en los papeles de maestro y aprendiz o discípula.

La esposa de Shiva es Parvati. Pero Parvati es también Devi y Shakti. Shakti y Devi son sinónimos y vienen a significar Diosa o la divinidad puramente femenina.

Cada Dios puede tener una Devi asociada, pero en este caso, en el caso del Tantrismo, la deidad femenina no es Parvati, pues no es una diosa concreta, sino que es Shakti, es decir, la energía femenina.

Shakti

Shakti o Sakti es en el tantrismo el vehículo para unir la consciencia individual con la consciencia colectiva, con el todo. Para ello debe unirse a Shiva. Shakti es el opuesto a Shiva. Ella representa el cambio, el movimiento, el devenir…

Shakti es también la serpiente Kundalini, la cual se encuentra en el chakra raíz y está dormida en todos nosotros. Cuando nacemos está despierta pero si no la “entrenamos” poco a poco queda dormida.

El objetivo a través del Tantra es despertar a la serpiente Kundalini, cuando lo hace se transforma en una Diosa, es Shakti que debe ascender y buscar a su amado.

La imagen de la serpiente ascendiendo por un eje vertical sin duda la habrás visto más veces. Por ejemplo, en el caduceo del Dios griego Hermes, incluso en la serpiente que asciende por el árbol Yggdrasil de los Dioses Nórdicos. Esto representa el eje vertical y la conexión con la divinidad. También la cruz cristiana puede ser entendida de este modo.

Así, si conoces lo que representa cada Dios y lo que quieren explicar sus acciones dentro de los mitos del Tantra, te acercarás un poco más a esta ciencia milenaria.

Tipos de Tantra, ¿cuántos hay?

Tipos de Tantra, ¿cuántos hay?

¿Cuántos tipos de Tantra existen y cuáles son sus diferencias? ¿Cuál es el más recomendable para ti? Si no tienes muy claro qué tipo de Tantra deberías practicar sigue leyendo y descubre la diferencia entre Tantra blanco, rojo, negro, rosa, gris y otros…

Los tres tipos de Tantra

En mi opinión, Tantra solo hay uno y es aquel que persigue la iluminación de la persona, la llegada a la no dualidad. Para ello puede hacerse de diversas formas, y es ahí quizá donde reside la diferencia entre el Tantra Blanco y el Tantra Rojo.

El Tantra Blanco se asocia con el camino o sendero de la mano derecha, es el más conservador y niega las relaciones sexuales para llegar a la iluminación. En cambio, el sendero de la mano izquierda permite el acceso a la sexualidad para que Shakti llegue a Shiva, pero en occidente ha ido un paso más allá y en ocasiones creemos que Tantra es sinónimo de sexo. Cuando solo realizamos Tantra mediante posturas sexuales, es considerado Tantra Rojo.

¿Y el tercero? Lo veremos más adelante.

Tantra Blanco

El Tantra Blanco tiene el objetivo de purificarnos, de hacernos conectar mediante posturas y técnicas individuales o en ocasiones grupales. Rara vez se necesita el contacto con el otro y la mayoría de técnicas se centran en el control de la respiración o pranayama.

La mayoría de posturas del Tantra Blanco son sencillas, especialmente si eres principiante. Para este tipo de Tantra solo necesitarás una esterilla y un lugar tranquilo. Quizá puedes acompañarlo de velas, incienso y música.

La práctica del Tantra Blanco hará que poco a poco puedas limpiar tu inconsciente de miedos, fobias y prejuicios. Eliminará bloqueos autoimpuestos o socialmente impuestos.  También notarás como te liberas de un gran peso y puedes poco a poco empezar a ser tú misma.

El Tantra Blanco es también denominado Tantra espiritual ya que busca una conexión con nuestro interior. Aquí tengo que decir que para mí, todo Tantra es espiritual y busca conexión con nuestro interior, si no es así, no lo considero Tantra.

Tantra Rojo

Tantra Rojo o Tantra Sexual es lo que a menudo entendemos en occidente por Tantra. Parte de la idea de que mediante la unión con otro ser será más sencillo alcanzar este clímax tan especial que en ocasiones puede hacernos llegar a comprender o a permanecer en la no-dualidad.

Para mí el Tantra Rojo es mucho más que una reunión de técnicas y posturas amatorias, en él es fundamental la conexión con el otro, la mirada tántrica, y por supuesto, un control de la respiración para poder usarla a tu favor.

El Tantra Rojo busca la liberación de la energía sexual o Kundalini, que es aquella que se encuentra en el chakra raíz. A los iniciados les cuentan que esta es Shakti, la Gran Diosa, que busca a su amado Shiva y ha de ir ascendiendo por los Chakras, hasta encontrarse con él.

Él, Shiva, está dormido y gracias al baile de su amada despertará, harán el amor y alcanzarán la unidad. Entonces desaparece la polaridad, se unen los polos opuestos y llega la unidad.

Esta forma de despertar los sentidos, los chakras y avivar la conexión entre amantes, hará que las sensaciones sexuales sean más intensas y comiencen a adquirir un barniz más allá de lo emocional, serán espirituales.

¿Y el tercer tipo de Tantra?

Es Tantra en cuanto a las técnicas y prácticas, pero no en cuanto a su objetivo, por lo tanto, no es completamente Tantra.

El Tantra Negro

Yo tenía entendido que Tantra Negro es aquel que utiliza la sombra, es decir, que saca lo peor de ti para poder trascenderlo, sin embargo buscando en internet para escribir sobre ello he encontrado que ell Tantra Negro no persigue la conciencia plena, no quiere acercarse a la no dualidad, simplemente utiliza las técnicas del Tantra para conseguir beneficios terrenales y personales.

Por ejemplo, ascender laboralmente, conseguir una figura más atlética o delgada, lograr mejores orgasmos, reavivar las relaciones matrimoniales, mejorar la memoria, aumentar las capacidades cognitivas…

Si el objetivo no es la purificación del Ser, la limpieza del inconsciente o la conexión espiritual con el otro, es Tantra Negro y con él no se llega a la iluminación. Con lo cual para mí, si esto es cierto, no es Tantra.

El Tantra Negro es con razón criticado por algunos expertos y maestros del Tantra por no buscar la conciencia plena o la conexión con lo primigenio.

Pero hay quien va más allá y afirma que el Tantra Negro es para absorber la energía del otro, o bien, para hacer el mal o buscar el bien para ti mismo a expensas de los otros. Lo cierto es que podría ser utilizado de este modo, aunque la definición solo lo describe como el tipo de Tantra que se vale de las mismas técnicas para fines no elevados.

Parece que hay nuevos tipos de Tantra…
Cómo elegir a tu instructor de Tantra

Con el auge del Tantra en occidente, hay quienes señalan que hay más tipos de Tantra. Aunque esto realmente ya ocurrió hace siglos con las diferentes escuelas de Tantra que se dieron en Cachemira, la India. Al final quedaron unificadas y solo existía un tipo de Tantra.

Pero ahora con la globalización y la especialización podemos volver a hablar de tipos de Tantra. Y además del Tantra Blanco, Negro y Rojo, estos son otros que deberías conocer:

Tantra Gris

Nadie tiene muy claro qué es el Tantra Gris y jamás oirás  a un maestro de Tantra hablar de él. Podría ser probablemente una fusión entre el Tantra Blanco y el Tantra Negro.

Por ejemplo, aquel individuo que comienza realizando Tantra Negro con el simple objetivo de mejorar laboralmente y finalmente, comienza a despertar espiritualmente sin prestar demasiada atención. Es decir, que sus beneficios empiezan a trasladarse a otra esfera.

Tantra Rosa

Al Tantra Rosa se le llama también Tantra del corazón. Este parece una mezcla entre el Tantra Rojo y el Tantra Blanco. Se asocia al erotismo, a las emociones de pareja y a las emociones personales. Su práctica estaría relacionada con mejorar nuestra relación intrapersonal e interpersonal, es decir, con los otros.

El Tantra Rosa puede ir enfocado a la relación con nuestros padres, madres, amigos, hijos y parejas, aunque en este último caso no será sexual.

¡Bien! Ya conoces las diferentes clases de Tantra que existen y seguro que has decidido cuál es la mejor para ti.

Mi humilde opinión…

Las personas que me conocen saben que no soy partidario de etiquetas y mucho menos de extremismos, por eso en mis cursos no enseño un tipo de Tantra concreto. Lo que transmito es mi propia experiencia con el Tantra sin importar el color, lo que a mí me ha funcionado para crecer personal y espiritualmente.

Tantra blanco

Tantra blanco

El Tantra Blanco es la limpieza del inconsciente y es individual, mientras que por ejemplo, el Tantra rojo, se realiza necesariamente en pareja. El Tantra Blanco es una práctica, por lo que también puede llamársele Tantra Yoga Blanco y trata de limpiar la mente subconsciente para que la energía fluya más libremente.

De este modo, crecerás psicológicamente a mayor velocidad y podrás derrumbar todos aquellos bloqueos que te impiden desarrollarte en tu día a día. Así lograrás un crecimiento espiritual más enraizado y completo.

¿Qué es el Tantra Blanco?

El Tantra blanco es una practica para la liberación de nuestras propias barreras. Por este motivo suele ser practicado antes que el tantra rojo. Puede realizarse a nivel individual, en pareja, en grupo o en grupos de parejas, incluso.

Es una técnica meditativa  que tiene como objetivo contactar con nuestro inconsciente y liberarlo de condicionantes, prejuicios y creencias previas. De algún modo, debe vaciarnos y eliminar todo lo que ya no necesitaremos.

Se trata de acabar con las limitaciones, tanto las impuestas por el contexto social, cultural, etc., como por nosotros mismos.

Diferencia entre tantra blanco y tantra rojo

Ambos son técnicas o practicas específicas del Tantra. El rojo es probablemente el más conocido en occidente, es Tantra relacionado con la sexualidad humana en la que la figura de Shiva representada por lo masculino y la de Shakti, representada por lo femenino, están muy presentes.

El Tantra rojo ayuda a canalizar la energía sexual, puede ayudarte a conectar mejor con tu pareja y aumentar la complicidad. Además, en el Tantra rojo existen prácticas muy concretas para mejorar los orgasmos o aumentar el erotismo y alargar el encuentro sexual.

Por su lado, el Tantra Blanco lo que busca es desbloquear condicionantes y barreras, busca liberar la mente inconsciente. Por ello, puede ser practicado en ausencia de una pareja. Es recomendable que antes de iniciaros en el Tantra Rojo, ambos hayáis practicado el Blanco, de ese modo la energía fluirá más libremente, pues ya se habrán desbloqueado muchos condicionantes sexuales.

Además, el Tantra blanco supone una ayuda práctica no solo para la sexualidad, sino para todos los aspectos de tu vida cotidiana. Traerá beneficios sobre tus relaciones y afectos personales, sobre tu profesión, tu realización contigo mismo, la búsqueda de metas, etcétera.

Tantra Yoga Blanco

El Tantra Yoga Blanco es la practica del Tantra blanco, por ello es, entre otras técnicas, un conjutno de asanas (posturas) y pranayamas (respiraciones).

Cada Tantra Yoga Blanco consta de entre seis y ocho kriyas (meditaciones).

Cada kriya está formada de:

  • Asana (postura de yoga)
  • Mudra (postura de manos)
  • Pranayama (técnica de respiración)
  • Mantra (repetición de una idea)

Por ello, para iniciarte en el Tantra Blanco necesitarás un instructor de Tantra que te guíe en cada meditación. Así conocerás los mantras, asanas, mudras, etcétera, más útiles para liberar tu inconsciente y comenzar la senda del autoconocimiento libre de obstáculos.

Es una gran práctica para iniciarte en la tradición del Tantra más espiritual y mística sin buscar objetivos cortoplacistas o egoístas.